•  |
  •  |

En el 2008 con Matagalpa, Justo Rivas conectó 17 jonrones, cifra máxima para él en los Campeonatos de Beisbol de Primera División. Este año, el artillero del San Fernando camina en el sendero de la explosividad, cosechando 12 cuadrangulares (líder del Pomares) hasta el momento en un alarde furia incesante que no ha parado en el mes de abril.

Hasta el 29 de marzo, Justo había conectado 5 jonrones, sin embargo en abril se inyectó un extra de poder volándose la cerca en 7 ocasiones para totalizar 12. Según Rivas, su misión es superar su propio récord, algo que suena factible si se toma la frecuencia con la que ha estado depositando la pelota detrás de la cerca.

“Tuve buenas temporadas de 14 y 17 jonrones anteriormente, si Dios me lo permite y me presta salud, intentaré alcanzar los 20. Quiero romper mi propia marca que hice con Matagalpa”, comentó Rivas, quien sonríe y se siente conforme por el poder que está mostrando.

Temporada exitosa
“Creo que he tenido una temporada exitosa. Trato de hacer mi trabajo, siempre y cuando se pueda, lo más importante es que el equipo gane, eso es lo principal. No estoy sorprendido, porque he sacrificado el poder por promedio. Los jonrones que he pegado han sido producto de que los busco y he pegado buenas conexiones, siempre he dicho que los cuadrangulares salen solo”, agrega el pelotero de Masaya.

“He hecho muchos ajustes, el principal es tener paciencia en el plato, creo que con experiencia eso se adquiere. A veces uno pierde paciencia por la situación del juego, y tal vez los chavalos de una u otra manera lo hacen a uno desesperarse un poco por tratar de hacer las cosas, las carreras, ya que ellos no las hacen”, afirma Justo, que camina hacia el home con un instinto destructor ante los serpentineros rivales, quienes intentarán cuidarse de ser víctimas del cañonero.