•  |
  •  |

Para los luchadores olímpicos, la meta es engrosar la lista de atletas que representarán al país en los Juegos Panamericanos de Toronto de julio próximo.

Para lograrlo deberán quedar entre los cuatro primeros lugares del Clasificatorio y a su vez en el Torneo Panamericano a disputarse en Chile desde este viernes. Superar la cantidad de luchadores inscritos en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, donde solo un nica clasificó, no se visiona tan fácil.

De momento, los siete legionarios que parten a tierras andinas tienen un chance extra de no sucederse un podio, ya que existe una carta de invitación a los mejores luchadores no clasificados, pero habría que soñar que la Federación Internacional de Lucha piense en el rotativo pinolero, tanto en Lucha Libre Olímpica y Lucha Grecorromana en la rama masculina, y Lucha Libre Olímpica en la rama femenina.

Fuera de este drama adelantado, es confirmada la asistencia de Elverine Jiménez en la categoría de 53 kilos, Andrea Salinas en los 58, y Arleth Jarquín en 69.

En varones, Erick Romero (titular de una medalla de bronce en los Juegos C.A. y del Caribe de Veracruz) participará en Lucha Libre Olímpica en los 57 kilos, mientras Alberto Mendieta lo hará en los 59 en grecorromano y en 65 en libre, Moisés Frederick  en 98 kilos en grecorromano y 97 libre y René Silva en 130 en grecorromano y 125 en libre.

El calendario del torneo parte del 24 de abril para lucha grecorromano, sigue el sábado 25 con la lucha libre masculina y termina el domingo 26 con la lucha libre en femenino. Por lo que Erick Soza, entrenador de la selección permanecerá en vilo.