•  |
  •  |

El tico Henry Duarte cumplió este martes tres meses de haber sido presentado oficialmente como técnico de la Selección Nacional de Futbol. Con tan poco tiempo de trabajo, es demasiado prematuro como para sacar conclusiones sobre su labor al mando de un equipo en proceso de construcción y en busca de una filosofía futbolística. La suerte y el destino de alguna manera beneficiaron a Duarte, a quien le tocó enfrentar su primer reto ante un equipo seriamente discreto como Anguila en la primera fase de la eliminatoria mundialista de la Copa Mundial de Rusia 2018. Anguila se convirtió en el rival preciso para que Nicaragua se mostrara excelsa, pletórica y dominante, algo que casi nunca suele suceder porque en el futbol se ha agarrado la costumbre de recibir humillaciones ante otros contrincantes.

En tres meses, Duarte consiguió algo histórico para Nicaragua, avanzar a otra fase de eliminatoria, algo que aunque parezca cómico, no pudo lograr el español Enrique Llena con varios años al frente de la Selección.

Obviamente los contextos de clasificación hoy son diferentes respecto a los que le tocó afrontar a Llena, quien probablemente hubiese logrado lo mismo que Duarte con un rival tan discreto como Anguila.

El reto Surinam
El próximo 7 de junio, Nicaragua enfrentará a Surinam en el partido correspondiente a la II Fase de las Eliminatorias de la Copa Mundial de Rusia 2018. Para esa fecha Duarte tendrá un poco más de 4 meses al mando del equipo, tiempo que todavía resulta poco para valorizar un proceso de Selección, sin embargo, ya se tienen que ver ideas más claras del juego que Duarte está intentado establecer en el equipo.

Actualmente Nicaragua se ubica en el puesto 154 del ranking de la Federación Internacional de Futbol y Asociados (FIFA). Surinam se encuentra en el lugar 169, de manera que según esta lista de FIFA, la Selección Nacional es “favorita” para avanzar a la tercera ronda.

El lunes pasado, Duarte convocó a los 25 jugadores, quienes están reconcentrados en la Escuela de Talentos “Negro Julio” de Diriamba para el segundo ciclo de entrenamiento del tico, quien intentará avanzar con la Selección a una tercera ronda que parece posible, pero será hasta el 7 de junio cuando Surinam muestre sobre la cancha lo que tiene, que se pueden despertar ilusiones o bajar de esa nube de fantasía que dejó Anguila, considerado por la FIFA el peor equipo del mundo a nivel de Selección Nacional.

7 de junio es la fecha en que Nicaragua enfrenta a Surinam en el partido de ida de la II Fase de las Eliminatorias de la Copa Mundial Rusia 2018.