•  |
  •  |

El futuro de Roberto Arriaza (10-0, 9 nocauts) luce nublado, no tiene fecha exacta para regresar al ring. El campeón nacional welter, bendecido por una pegada prodigiosa, tuvo un conflicto con Marcelo Sánchez, promotor de Pinolero Boxing, empresa que lo estaba promoviendo pero de la cual decidió desprenderse porque no le gustaron algunas formas de trato hacia su persona.

El conflicto se dio en marzo, cuando Arriaza y Cristofer González regresaron de México, donde entrenaron durante un mes en el gimnasio La Romanza, de Ignacio “Nacho” Beristáin. Según Arriaza, el promotor le ofreció una pelea al igual que Cristofer en Inglaterra, sin embargo cuando cuestionó de cuánto sería la bolsa recibió una respuesta que no le gustó.

“Estaba en México, vos sabés que Cristofer iba a pelear en Inglaterra, yo también. Me dice --Marcelo-- que voy a pelear a 8 rounds contra Frankie Gavin y reviso y observo que mi rival está en el ranking en el número 15 --actualmente se ubica como número 13 en el Consejo Mundial de Boxeo (CMB)--. Le dije a Marcelo que eso no me importaba, que yo peleaba con él, entonces le pregunté qué cuánto me darían por pelear con un ranqueado, y la respuesta de Marcelo fue: “Ya estás de maricón, no querés pelear”, explicó Arriaza, quien aseguró que se enojó y por eso le dijo que no quería volver a pelear con Pinolero Boxing.

“Cualquiera quisiera montarme”
“Esa no es una respuesta, entonces me enojé y le dije que no iba a pelear. Allí comenzó la discusión, cuando regresé a Nicaragua quiso contactarme y le dije que no quería nada con ellos. Hablé con mi apoderado, le dije que no quería pelear con esa promotora. Sé que no he hecho la gran cosa, pero sé que cualquier promotora me quisiera montar”, comentó.

Arriaza escuchó en estos días que Sánchez anunció que le conseguiría una pelea en mayo. El pugilista solo se limitó a decir al respecto: “Yo no sé si él –Marcelo-- va a combatir con el peleador”, pero deja abierta la posibilidad de retomar las relaciones a pesar del conflicto. “Bueno, llegué al punto de no cerrar puertas. Si me ofrecen una buena pelea que me convenga, yo peleo para la promotora, pero sin firmar nada”.

Sánchez desmiente
Por su parte, Sánchez desmintió que existiera una oportunidad concreta para Arriaza en Inglaterra. “Era supuestamente candidato, pero los ingleses dijeron que no y punto. No es que él –Arriaza-- estaba fijo para pelear, eso es mentira, acaso vino un contrato o algo. Como que no conocés a los boxeadores como son, pero si ya les crees más a ellos estamos fregados, ellos andan buscando excusa nada más. Él va a pelear en mayo y ya está, lo más probable es que sería contra un venezolano o mexicano”, afirmó Sánchez.