•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los archirrivales Boca Juniors y River Plate, los clubes más populares de Argentina que co-lideran el torneo local, se verán las caras tres veces en 11 días en una inusual seguidilla que ya acapara todas las miradas del fútbol en el país sudamericano.

Sin fútbol este fin de semana debido a una jornada electoral en Buenos Aires, el primero de estos 'superclásicos', correspondiente a la undécima fecha del torneo argentino de Primera División, se disputará el domingo 3 de mayo en el estadio de Boca, la Bombonera.

Considerado uno de los duelos más atractivos del fútbol a nivel mundial, Boca y River se volverán a cruzar en los octavos de final de la Copa Libertadores de América el 7 de mayo en el Monumental y el 14 en la Bombonera.

Boca fue el 'mejor primero' de la fase de grupos y sorpresivamente, River el 'peor segundo'.

Hay que remontarse hasta el año 2000 para encontrar otra serie de tres superclásicos en diez días.

Ese año, se enfrentaron por el torneo Clausura (1-1 en la Bombonera) y luego por los cuartos de final de la Libertadores, con pase para Boca que cayó 2-1 en la ida, pero luego se impuso 3-0 en su propia casa.

En el máximo duelo del fútbol argentino, los xeneizes dominan en el historial general, pero el 2104 fue todo de River, que ganó cinco y empató tres de los ocho superclásicos disputados, entre oficiales y amistosos.

El equipo auriazul dirigido por Rodolfo Arruabarrena llega a los superclásicos entonado y con ansias de revancha, tras haber sido eliminados en la semifinal de la Copa Sudamericana-2014 por River, que finalmente se consagró campeón.

Nunca antes los 'millonarios' habían logrado sacar a Boca en una serie internacional de eliminación (Supercopa 1994, Libertadores 2000 y 2004).

Los 'xeneizes' exhiben seis Copas Libertadores (1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007), mientras que River, que detenta el récord en campeonatos de liga (35 contra 24 de Boca), tiene en su haber sólo dos Libertadores (1986 y 1996).

El equipo del DT Marcelo Gallardo, con buen desempeño en el torneo local y puntero con Boca, ambos con 24 puntos, estuvo muy cerca de quedarse fuera de la Libertadores y se clasificó en la última fecha del Grupo 6, en el que se ubicó segundo con apenas siete puntos.

Además de tener que eliminarse entre ellos, el que triunfe en los octavos tendrá que enfrentar al ganador del duelo brasileño San Pablo-Cruzeiro, otra dificilísima parada en cuartos de final.

  • Boletos en alza

Sin público visitante por disposiciones de seguridad vigentes desde 2013 en Argentina, las tribunas estarán copadas por los hinchas locales pero de todos modos la eterna rivalidad traspasa las canchas y ya se calientan las redes sociales.

Para el partido de ida en el Monumental, los exorbitantes precios en la reventa van desde 4.200 pesos (471 dólares) en la tribuna popular, 14 veces más que el valor para socios, hasta 25.000 pesos (2.800 dólares) la 'preferencial'.

En la Bombonera, que quedó chica para los socios y se llena cada vez que juega Boca, el superclásico redobla el costo de los boletos que incluso se promocionan como atractivo turístico en los grandes hoteles de la capital argentina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus