•  |
  •  |

El campo corto nicaragüense Everth Cabrera brindó un aporte más importante a la causa de los Orioles de Baltimore, al batear de 2-1, con dos empujadas, anoche en la derrota de 7-5 sufrida por su equipo ante los Medias Rojas de Boston.

La labor de Cabrera estuvo interesante, porque también se robó su segunda base de la temporada, aunque fue sustituido en su última bateada del noveno, cuando los Orioles intentaban empatar el partido.

Colocado como noveno bate y campo corto, Cabrera tuvo su primer turno en el tercer inning, pero falló en rola para doble play. En el quinto, con Boston adelante 4-2, Cabrera enfrentó a Rick Porcello, conectando un sencillo al jardín central para remolcar a Reynaldo Navarro con la tercera de Baltimore. Cabrera también se robó la intermedia, para su segunda estafa de la temporada.

En el séptimo, pero frente al relevista Craig Breslow, elevó al jardín izquierdo para empujar desde la antesala a Chris Davis, inicialmente embasado por boleto, para igualar el partido 4-4.

Pero en el noveno, fue relevado por Travis Snider, quien se ponchó tirándole. Esta buena actuación le permitió a Cabrera mejorar su porcentaje de bateo a .241, ahora por 13 hits en 54 turnos al bate. Llegó a 3 empujadas con 2 bases robadas, en un total de 15 partidos.

Doble de Cheslor

Luego de disparar un jonrón el jueves, ayer Cheslor Cuthbert ligó un doble en cuatro turnos, con una base por bolas, en el partido que los Cazadores de Tormenta de Omaha perdieron 8-7 ante los Pájaros Rojos de Memphis, en Triple A.

Cheslor desmejoró ligeramente su promedio de bateo a .269, ahora por 14 imparables en 52 turnos al bate.

Por su parte, el nagaroteño Elmer Reyes se fue en blanco en cuatro visitas al plato, en el duelo que los Bravos de Gwinnett perdieron 8-6 ante los Toros de Durham. Reyes desmejoró su promedio a .231 por 12 imparables en 52 turnos al bate.