•  |
  •  |

Félix ‘El Diamante’ Verdejo dejó ser un prospecto para convertirse el sábado en uno de los aspirantes a una corona mundial en la división del peso ligero.

El joven peleador boricua, cuya trayectoria ha sido incluso apadrinada por el extriple campeón mundial Félix ‘Tito’ Trinidad, capturó en su natal Puerto Rico la corona Latino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al vencer por nocaut al mexicano Marco Antonio López en la estelar de un evento celebrado en el Coliseo Mario Quijote Morales de Guaynabo.

Verdejo silenció a López a los 1:45 minutos del quinto asalto, y con ello también aseguró enfrentar al tejano Iván ‘Bam Bam’ Nájera el 13 de junio en el Theater del Madison Square Garden de Nueva York durante la víspera de la ‘Gran Parada Puertorriqueña’.

Nájera, que al igual que Verdejo también está invicto y tiene marca de 16-0 y 8 nocauts, fue uno de los asistentes a la función. El exolímpico y nueva estrella de la empresa Top Rank, mejoró su impecable marca a 17-0 y 13 nocauts. López, que llegó a la Isla con grandes problemas de peso vio caer su foja a 24-6 y 15KO’s.

El triunfo de Verdejo también marcó el debut en Puerto Rico de la novel empresa promotora Diamante Promotions, propiedad de Jason Márquez, hijo del entrenador y manejador de Verdejo, Ricky Márquez. “Contento y agradecido de Dios por esta gran victoria en mi carrera”, expresó Verdejo tras la victoria.

“El sacrificio que estoy haciendo por los fanáticos está valiendo la pena y hay Félix para largo. Fui poco a poco trabajando el rival, haciendo caso a la esquina con calma sin desesperarme y la mano vino sola. Es una bonita victoria en mi Puerto Rico.

Él era un rival de experiencia y podía ser peligroso en cualquier momento, así que tomamos las cosas con calma. Mi esquina me dijo que trabajara al cuerpo y combinara, y así hicimos”.

Verdejo abrió cauteloso el primer asalto, buscando con su ‘jab’ de derecha al cuerpo del mexicano. El boricua tocó temprano con inteligencia el mentón del mexicano con una gancho corto de izquierda que más que nada buscó bajarle las manos a su rival.

En el quinto, una zurda en gancho derribó a López y una inusual furia se apoderó del boricua quien fue directo como un bombardero a ponerle fin al pleito que fue presenciado ante cerca de 6 mil fanáticos.

La victoria de Verdejo evidenció que el boricua se encuentra en excelentes condiciones pese a su reciente lesión en la mano izquierda y que evitó que viera acción el pasado mes de febrero ante el mismo rival.