•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |

El regreso de Wladimir Klitschko al Madison Square Garden tuvo un final feliz, pero fue precisamente un duelo que gustara del todo y además, dejó ver que su víctima, Bryant Jennings, puede llegar a hacer algo en los Completos hacia el futuro.

Luego de 12 episodios, Klitschko (64-3, 53 Ko’s) se llevó las tres tarjetas de los jueces en el mítico inmueble neoyorquino por idénticos 116-111 y 118-109, para quitarle el invicto a Jennings (19-1, 10 Ko’s), quien mostró corazón y aguante, pero no evitó que el ucraniano se quedara con los cetros de peso completo de la Organización Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo.

Desde los dos primeros episodios dejó ver la estrategia del campeón del mundo y se notó que sería una noche bastante complicada para el retador, quien intentaba meterse, pero el jab lo mantuvo alejado.

En el tercero comenzó Jennings a desesperarse, lo cual fue aprovechado por el ucraniano para seguir metiendo fuerte su mano izquierda de jab y la seta en forma de recto, aunque fue en el cuarto cuando la estrategia que tenía Bryant desapareció y abrió paso a las combinaciones de Wladimir.

Aunque la desventaja era notable, Jennings se mantuvo intentando contrarrestar el largo ataque del campeón e incluso avisos de una ligera mejoría, impulsado por su esquina para no desanimarse.

Exigido por la voluntad de Jennings, Klitschko reforzó su ofensiva para la segunda mitad de la pelea, pero con un Jennings más osado, también se ocupó de su defensiva. En los intercambios, regularmente salió mejor librado el ucraniano, pero Jennings mostró buena quijada y más corazón del que muchos habían esperado.

Para el último asalto, Jennings debió salir al todo o nada, quizá tomar el riesgo de noquear y ser noqueado. Sin embargo, no tuvo oportunidad de lastimar a Klitschko, recibió además sólidas derechas y manteniendo su trabajo con el jab, para asegurar simplemente la victoria, aunque estuvo lejos de impactar como hubiera deseado en su primer pleito en territorio estadunidense en siete años.