•  |
  •  |

Omar Cisneros,  mánager del Estelí, está claro que en el séptimo lugar de la tabla de posiciones no hay nada seguro y menos con seis peloteros y tres lanzadores lesionados, que hacen falta en el plantel.

Los norteños pasan por un momento de mucha presión cuando faltan tres jornadas para completar la ronda regular, porque detrás de ellos se encuentran los Tiburones de Granada, León, San Fernando y Jinotega, quienes están involucrados en la misma pelea y que pueden moverle el piso a cualquiera.

“Desde que uno nace la presión existe, porque todos queremos ganar, lo importante ahora es clasificar y hacerle creer a este equipo joven que ellos pueden hacer el trabajo, hemos ganado 31 juegos y queremos seguir en la misma sintonía”, apuntó Cisneros, este miércoles durante la serie que disputó con los Indios del Bóer, en el Estadio Nacional Denis Martínez.

“Tenemos a seis jugadores lesionados y van a estar recuperados hasta la segunda semana de mes. Con la gente que tenemos, sobre todo los menores, vamos a luchar sin menospreciar a los demás”, agregó el timonel, tras vencer 2x1 a la Tribu en el primer juego de ayer.

Series de alarido
En las próximas series, la tropa de Cisneros tendrá que jugarse la clasificación ante las Brumas de Jinotega, el plantel de mayor promedio de bateo colectivo de la temporada, después el reto será ante Madriz y al finalizar la etapa regular tendrá que exigirse al máximo para doblegar a los Indígenas de Matagalpa.

“Jinotega es duro, siempre le hemos ganado la serie pero este año ellos están mejor, tienen a buenos bateadores y sabemos la calidad de peloteros que tienen. Queremos clasificar, esa es la idea nuestra y no vamos a menospreciar a nadie”, aseguró Cisneros.

“Para esta serie nuestros zurdos van a estar restablecidos con Elvin García, Justo Pérez y Armando Montenegro. Estamos listos para contrarrestar su ofensiva. Madriz no es suave, ellos se fajan con cualquier equipo y contra Matagalpa haremos lo posible para ganar la serie”, finalizó el mánager del Estelí.