•  |
  •  |

Apenas está iniciando la temporada en Grandes Ligas y el futuro de Everth Cabrera luce sombrío, sin rastros de señales de vida, viviendo un momento de incertidumbre. El sol no le brilla al nicaragüense que ayer fue colocado por 15 días en la lista de lesionados, luego de que sufriera una contusión en su pie izquierdo, el miércoles, en el partido contra los Mets de Nueva York.

La lesión ocurre en un momento poco oportuno, Everth está volando bajito con los Orioles de Baltimore como un pájaro herido más cerca de sucumbir, y lejos de alzar el vuelo nuevamente. El campo corto apenas promedió .205 en bateo, producto de 17 hits en 83 turnos al bate. Al desierto ofensivo de Cabrera súmenle que ya regresó ayer a la alineación el parador en corto titular del equipo, J.J. Hardy.

Será difícil
Con Hardy recuperado, las posibilidades para Cabrera de volver a ser titular se disminuyen como la neblina al amanecer. Hay que ser realista, el nica no ha cumplido las expectativas de los Orioles, es verdad que con el guante se ha mostrado solvente, pero ofensivamente aporta poco y cuando salga de la lista de lesionados y vuelva al equipo tendrá que demostrar más, o simplemente conformarse con recibir oportunidades esporádicas.

Ramírez sigue sólido
¡Qué bien está luciendo Erasmo Ramírez con los Tampa Bay Rays! Después de recorrer el camino de la inconsistencia, el pistolero rivense ha recuperado estabilidad en sus apariciones sobre la lomita. Este jueves volvió a relevar ante los Rangers de Texas y salió sin rasguños en 3.2 innings, en los que permitió solamente 3 imparables, propinó cuatro ponches, y disminuyó su efectividad a 8.31.

En el cuarto inning, con solamente un out y el partido 4x0 a favor de Texas, Erasmo sustituyó al abridor Chris Archer, quien le heredó al nica hombre en primera y segunda. Retiró fácil a Elvis Andrus, pero recibió imparable remolcador del peligroso Prince Fielder, quien puso el partido 5x0. Ramírez liquidó a Adrian Beltré para sacar la entrada.

Continuó el nica en el quinto, retirando a Kyle Branks (ponche), Carlos Peguero y Robinson Chirinos, y en el sexto con dos outs aceptó un doble del japonés Shin-Soo Choo, pero dominó a Andrus con elevado al jardín central.

Ramírez salió en el séptimo y cobró venganza ponchando a Fielder. Aceptó hit de Beltré, pero liquidó a Blanks y Peguero, este último por la vía rápida, culminando una labor estupenda que seguramente le inyecta una dosis de confianza revitalizante.