•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La leyenda del futbol brasileño y mundial Pelé fue operado en Sao Paulo de un problema en la próstata y se encuentra estable, informó este jueves el hospital donde permanece internado.

La operación se realizó cinco meses después del grave episodio que lo llevó a terapia intensiva después de una remoción de cálculos renales, que dejó en vilo a millones de fanáticos en todo el planeta.

Edson Arantes do Nascimento, de 74 años, “está hospitalizado después de ser sometido a un procedimiento quirúrgico de resección transuretral de la próstata. Se encuentra estable en una habitación”, dijo el boletín médico del hospital Albert Einstein, enviado a la AFP.

Según medios de prensa local, Pelé presentó un cuadro de hiperplasia y fue sometido a una cirugía el martes para evitar una infección urinaria que pueda repetir el cuadro de diciembre 2014. En esa ocasión la propagación de la infección lo obligó a permanecer internado durante dos semanas y pasar cinco días en cuidados intensivos.

Su único riñón --el derecho le fue extirpado tras una lesión en su época de jugador-- había dejado de funcionar y debió ser sometido a hemodiálisis.

“No tuve miedo de morir porque soy un hombre de tres corazones”, comentó en ese entonces el tres veces campeón del mundo con la selección brasileña al dejar el hospital, aludiendo a la ciudad del mismo nombre donde nació (Três Corações) en el estado de Minas Gerais, en el sureste de Brasil.

Pelé olímpico
En el incidente del año pasado, Pelé fue hospitalizado en noviembre por una infección urinaria, 10 días después de ser operado de cálculos renales, y poco después presentó una “inestabilidad clínica” y fue derivado a terapia intensiva, desatando las alarmas en el mundo entero.

El astro fue sometido a diálisis renal antes de comenzar a mostrar una mejoría.

Pelé aseguró entonces que los problemas de salud lo sorprenden en esta etapa de su vida.

“Nunca había sentido esto, coincidió en un período complicado para mí. Tuve la operación del fémur (en noviembre de 2012), tuve el problema de los cálculos en el riñón. Me dije: ‘como que Dios se está olvidando de mí’”, expresó.

Pero ya recuperado anunció bromeando: “Estoy preparándome para las Olimpíadas” de Río 2016. En el equipo olímpico de futbol “pueden jugar tres profesionales, yo soy uno de esos tres”, bromeó.

En su habitación, cuando ya estaba fuera de peligro, dos pasiones lo mantenían ocupado: el futbol y la música.