•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) española lanzó este viernes una demanda judicial para impedir la huelga con que amenazan los jugadores del país y advirtió que el paro podría provocar pérdidas de ingresos de 50 millones de euros por cada jornada sin partidos.

Grandes figuras del fútbol español, incluidos estrellas del Real Madrid y el Barcelona como Iker Casillas y Andrés Iniesta, se sumaron el jueves a la rueda de prensa de los jugadores para apoyar la convocatoria de huelga para las últimas dos jornadas de la temporada si el gobierno no modifica una legislación aprobada el 30 de abril sobre el reparto de los derechos de retransmisión televisiva.

El presidente de la LFP, Javier Tebas, presentó una demanda ante la Audiencia Nacional, principal instancia judicial del país, contra la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), tras emprender acciones a nivel administrativo contra la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que ya había anunciado el paro el miércoles.

"Hoy presentamos una demanda porque consideramos que la huelga es ilegal", explicó Tebas en una entrevista con la AFP y otro medio poco antes de dirigirse a la Audiencia Nacional.

"No afecta a temas laborales, están intentando ir hacia una huelga contra una ley y este tipo de huelga en España no se permiten", precisó.

El decreto ley aprobado por el gobierno español atribuye a la LFP la negociación conjunta y centralizada con las operadoras televisivas para realizar después el reparto entre clubes, en lugar del modelo actual, por el que cada club negocia individualmente.

Estos ingresos se distruibirán a 90% entre los clubs de primera división y 10% para los de segunda.

[Te interesa: Real Madrid disputaría amistoso con combinado costarricense]

Los jugadores y la federación afirman querer una mayor proporción para los equipos más pequeños, aunque Tebas denuncia más bien "un interés personal" por cuestiones, por ejemplo, fiscales.

Amenazan con no jugar a partir del 16 de mayo, lo que suspendería las dos últimas jornadas de Liga en que se decidiría el campeón y la final de la Copa del Rey, prevista para el 30 de mayo en el Camp Nou entre Barcelona y Athletic Bilbao.

Tebas advierte que los patrocinadores están "alarmadísimos".

"Es difícil cuantificarlo de la noche a la mañana, pero (...) cuando se para una jornada de fútbol profesional nosotros calculamos que podemos estar hablando tranquilamente de 50 millones de euros" en patrocinios, apuestas y otros ingresos perdidos, agregó el presidente de la LFP.

Entrenadores a la espera

También este viernes hablaron los entrenador de los dos clubes que se disputan el título de Liga en España, los de Real Madrid (2º) y Barcelona (1º).

"Sinceramente es un tema que se va a arreglar después de algunos días", dijo Ancelotti en rueda de prensa.

"Creo que ha faltado un poco de comunicación entre las partes, pienso que se van a reunir y al final tomar la decisión justa, no creo que la liga se va a acabar, va a terminar con normalidad". añadió.

Por su parte, el entrenador barcelonista, Luis Enrique, afirmó que desea que se encuentre una solución.

"Espero que no se llegue a este momento, espero que el diálogo impere entre las partes y se pueda arreglar", indicó el técnico del equipo catalán en rueda de prensa.

"Todas las partes tienen su posicionamiento de razón, pero hay que tener en cuenta a los protagonistas, que son los jugadores, y lo que piensa la gente del fútbol para llegar a una solución a través del diálogo", dijo.

El secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, afirmó por su parte en una entrevista publicada este viernes que la amenaza de huelga "hace mucho daño" al fútbol español.

"No hay motivos reales par justificar el paro", afirma el secretario de Estado en el diario ABC.

"La Federación tendría que explicar, y aún no lo ha hecho, qué es lo que no le gusta de esta norma que ha pedido repetidamente, que es lo que le lleva a cambiar sorpresivamente de postura y oponerse al decreto ley", añade el político.