•  |
  •  |

Las puertas del mejor beisbol del mundo se volvieron abrir ayer para el meteórico lanzador nicaragüense Juan Carlos Ramírez, luego que el equipo de los Diamondbacks de Arizona le diera la oportunidad de estar en el equipo grande.

El chance que anhelaba nuevamente J.C. se cumplió y pocas horas después que recibiera la noticia de su ascenso a la Gran Carpa, subió al montículo ante los Padres de San Diego, que le marcaron una carrera en un relevo de 2.2 innings, pero que no impidieron que se anotara la victoria 2-1 en su debut este año con Arizona.

El pinolero reemplazó al también recién ascendido Daniel Hudson en la parte alta del cuarto capítulo, cuando el duelo estaba 2-0 a favor de los Cascabeles.

IMPONENTE
El primer bateador que enfrentó el derecho nicaragüense fue Jedd Gyorko, a quien ponchó, y seguidamente dominó en rodado a segunda base a Alexi Amarista.

En el quinto capítulo, J.C. retiró por la vía del ponche a Austin Hedges, pero el lanzador Andrew Cashner le ligó sencillo. Luego hizo fallar en rolas al cuadro a Cory Spangenberg y Abraham Almonte.

En el sexto inning parecía que salía ileso el pinolero, luego de colgar los dos primeros outs. Wil Myers falló en elevado al jardín derecho y Justin Upton abanicó la brisa. Sin embargo, los Padres se pusieron agresivos con hit de Will Venable, doble remolcador de Jedd Gyorko. J.C quedó aturdido y otorgó boleto a Amarista, acto seguido Hedges lo castigó con sencillo, pero se salió del atolladero al dominar a Cashner y terminar su labor, porque en el séptimo capítulo lo relevó Oliver Pérez.

LABOR
El trabajo de Ramírez fue de 2.2 episodios de cuatro imparables, un doble, una carrera limpia, un boleto y tres ponches. Su efectividad es de 3.38.  

El nica llega al equipo de Arizona, que pasa por un momento difícil con sus lanzadores de relevo. Ramírez podría tener mucho trabajo, siempre y cuando demuestre el material del que está hecho. El capitalino militaba con la novena Ases de Reno en Triple A, donde tenía registro de 0-0 en ganados y perdidos en 11 juegos relevados. El relampagueante lanzador derecho se une a Erasmo Ramírez (Tampa Bay) y Everth Cabrera (Baltimore) como los únicos nicaragüenses en Grandes Ligas.