•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El éxito o el fracaso para Carlo Ancelotti: el entrenador del Real Madrid debe ganar irremediablamente a la Juventus de Turín el miércoles (18h45 GMT) en la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones para salvar una temporada que podría acabar sin títulos.

Hace una semana, la preocupante derrota en Turín (2-1) puso al técnico italiano bajo presión. Luego, el empate ante el Valencia (2-2) del sábado dejó al equipo blanco con pocas posibilidades de ganar el título tras la victoria del FC Barcelona (2-0 a la Real Sociedad), y provoca que el equipo madridista centre todos sus esfuerzos en la Champions.

"Tenemos buenas sensaciones", aseguró Ancelotti el sábado, a pesar de la probable pérdida del título de Liga. "Si jugamos como hoy, nos irá bien el miércoles".

El italiano, sin duda, es un especialista en la Liga de Campeones, que se llevó en dos ocasiones con el AC Milan (2003, 2007) y el año pasado con el Real Madrid. Pero, desde que la Champions comenzara su era moderna en 1993, ningún campeón pudo reeditar su victoria al año siguiente.

La presión que sufre, parece que está haciendo mella en Ancelotti, que siempre se muestra tranquilo y conciliador.

Tras el empate ante el Valencia, el entrenador "aplaudió de manera ostensible e insistente" en dirección del árbitro, según el acta del partido. Un gesto de "desaprobación", que de ser sancionado, podría costarle varios partidos de castigo al técnico italiano.

El caso Sergio Ramos

Además, las elecciones tácticas de 'Carletto' están recibiendo ciertas críticas en España, como las sufridas por alinear a Sergio Ramos de mediocentro.

Después de la lesión del croata Luka Modric a mediados de abril, Ancelotti opto por adelantar a Ramos en vez de dar minutos a jugadores habituados a esa posición como Asier Illarramendi o el brasileño Lucas Silva, fichado en enero.

Esta audaz elección pudo funcionar en la vuelta de los cuartos de final ante el Atlético de Madrid (victoria 1-0) o contra el Sevilla en liga (3-2), pero no fue eficaz ante la Juventus. Y Ancelotti tuvo que responder a una prensa española que juzgaba esta elección como "temeraria".

"No pensamos que fuera temerario hacerlo cuando ganamos al 'Atleti' y en Sevilla, si lo pongo de nuevo ahí (mediocentro) no voy a pensar que es temerario", comentó.

Pese a lograr la ansiada 'Décima' Copa de Europa el año pasado (4-1 en la prórroga ante el Atlético) y el Mundial de Clubes el pasado diciembre, el técnico, con contrato hasta junio de 2016, vería su posición en el banquillo madridista tambalearse si no consigue ningún título a final de temporada.

La prensa española ya ha dado algunos nombres que podrían suceder a Ancelotti: el francés Zinedine Zidane, actual entrenadores del equipo filiar del Real Madrid, o bien el alemán Jürgen Klopp, que dejará el Borussia Dortmund.

Evidentemente, todas estas especulaciones se quedarán en nada si 'Carletto' entra en la historia del Real Madrid si remonta el miércoles a la Juventus y consigue ganar la final de Berlín el 6 de junio, consiguiendo así su segunda Champions con el club blanco, la undécima en la historia del equipo madrileño.