•   Los Ángeles, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ESPN

Para Edgar Sosa, la tercera es literalmente la vencida... al menos, eso espera el púgil mexicano de 35 años de edad.

Sosa, con marca de 51-8-2 con 30 nocauts, tiene el difícil reto de tratar de arrebatarle la corona del peso mosca a Román “Chocolatito” González, invicto en 42 peleas con 36 anestesiados y considerado uno de los mejores púgiles en los pesos chicos en el mundo.

“Tengo que hacer desde el primer round una pelea inteligente, una pelea a mediana y larga distancia”, explicó Sosa, natural del Distrito Federal. “Un boxeo inteligente agresivo, golpearlo y salir y moverte con velocidad para que no te pueda encontrar. Es un peleador que sabe pegar con ambas manos, no hay que estar frente a él”.

De sus ocho reveses, Sosa ha caído en dos ocasiones en peleas titulares, la más reciente ante Akira Yaegashi en el 2013. Además, fue victimizado por Porngsaklek Wonjoongkam en el 2011. Solo ha sido detenido en dos ocasiones, ambas en peleas temprano en su carrera.

“Sí, por supuesto que es la tercera oportunidad que tengo de disputar una corona de campeonato mundial y pues me encuentro físicamente muy bien. Sé que es una oportunidad que se presenta en el momento apropiado”, apuntó Sosa. “Voy a enfrentar a un rival, a un gran campeón invicto, tricampeón. Sin embargo, sé que la experiencia me respalda y he enfrentado a grandes peleadores, y eso es uno de los puntos a mi favor”.

Su tarea es difícil. González tiene 13 nocauts en sus últimas 14 presentaciones, y es por eso que se ha preparado para boxearle inteligentemente y evitar golpes letales.

“Hemos entrenado con muchas más ganas, he corrido mucho más. Me he enfrentado a peleadores que pegan bastante fuerte y he resistido sus golpes”, sentenció Sosa. “Soy un peleador que aguanta, que sabe manejar los combates con peleadores que pegan bastante fuerte y sí he hecho una preparación mejor que las anteriores”.

Al igual que González, Sosa ve el ser parte de la pelea coestelar de la cartelera de Gennady Golovkin y Willie Monroe Jr. como una oportunidad de elevar su carrera a través de la transmisión televisiva en la cadena estadounidense HBO.

“No es presión, al contrario, es un motivo para salir con mejor hambre, con mucho más ambición y pelear cada uno de los rounds con más ganas”, concluyó Sosa.