•   Los Ángeles, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como un traje de baño de los años 20 del siglo pasado, ese que debía llegar por debajo de las rodillas de las mujeres.

Así lució Román “Chocolatito” González, es decir no enseñó nada, en una sesión de entrenamiento público que tuvo lugar este miércoles en el Gimnasio Wild Card West Boxing de Santa Mónica, California, con miras al duelo que sostendrá este sábado ante el mexicano Edgar Sosa, en la segunda defensa de su título mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La agenda estaba planificada desde el fin de semana. A las 10:00 horas locales de ayer, el primero en presentarse ante una enorme cantidad de periodistas fue el mexicano Sosa, que llegó una hora después a la cita.

Sosa, sin embargo, hizo una sesión de entrenamiento público que incluyó hasta el mascoteo. Lució rápido, golpeando fuerte las mascotas, motivado y moviéndose con soltura en el ring con velocidad. El azteca atendió a los periodistas y charló con cualquiera que se lo pidiera. Igual sucedió con el estadounidense Willie Monroe Jr., que tendrá un complicado reto al enfrentar al kazajo Gennady Golovkin, el sensacional campeón de peso mediano que será la gran figura este sábado en el Fórum de Los Ángeles.

El turno de Román

Pero a diferencia de Sosa, el “Chocolatito” apenas realizó algunos movimientos en el cuadrilátero. Se movió solo para las cámaras, desocupando rápidamente el cuadrilátero para atender, sin embargo, a los periodistas que desearan sus impresiones.

“No hace falta trabajar duro. Román ya está en el peso, ha entrenado bien y nos sentimos cómodos con el trabajo que se ha hecho hasta ahora”, comentó Arnulfo Obando, entrenador del “Chocolatito”.

Además de Obando, González llegó acompañado de su preparador físico Wilmer Hernández --que por cierto ha hecho un buen trabajo--, su apoderado Carlos Blandón, uno de sus hermanos y dos jóvenes que ahora forman parte de su equipo de trabajo.

Luego de su entrenamiento y atención a los periodistas, en especial al representante de la cadena HBO, Román se marchó poco antes que hiciera su presencia el estelar Golovkin, que hizo un trabajo amplio a los representantes de los medios de comunicación.

Lo que resta

Con este compromiso de entrenamiento público cumplido, el “Chocolatito” tendrá como siguiente misión el pesaje de este viernes, programado en horas del mediodía y obviamente su duelo con Sosa el sábado, que será el semiestelar de una transmisión de HBO, programada para despegar a las 8:00 p.m. Para Román, será la segunda defensa de su corona mosca del CMB y muy pocos dudan de que saldrá victorioso por esa gran calidad pugilística que lo coloca como uno de los mejores peleadores del mundo libra por libra, junto a peleadores de la talla de Floyd Mayweather Jr., Wladimir Klitschko y el mismo Golovkin.