•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pesar de que LeBron James tuvo una actuación poco productiva de 15 puntos y que Kyrie Irving abandonó la cancha cojeando, los Cleveland Cavaliers hicieron lo necesario para vencer este jueves 94-73 a los Bulls y aseguraron su pase a la final de la Conferencia Este, al eliminar a Chicago en seis juegos.

Matthew Dellavedova anotó 19 puntos y Tristan Thompson añadió 13 tantos y 17 rebotes, para ayudar a los Cavaliers a avanzar a una final de conferencia por primera vez desde 2009, pese a que su estrella lució como un simple mortal y su base estelar tuvo que irse a los vestuarios visiblemente dolido en la primera mitad.

Pese a ello, Cleveland se encuentra justo donde esperaba estar luego que James decidió regresar a su ciudad natal, proveniente de Miami, y volver al equipo en que debutó en la NBA. Hasta ahora ha sido una temporada redonda, que confirma lo importante que es LeBron en un equipo. 

Sin embargo, los Cavaliers no esperaban llegar de esta manera, con Kevin Love fuera por el resto de la postemporada con una lesión de hombro que sufrió en la primera ronda e Irving tratando de resistir problemas en ambas piernas.