•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gol de Lionel Messi, culminando esa precisa combinación con Neymar entrando al área, una fina estocada zurda entre una selva de piernas, trazando una mortífera trayectoria rasante haciendo que la pelota se filtrara junto al poste izquierdo de Oblak, selló el título de la Liga, primera conquista de este Barcelona manejado por Luis Enrique, que pretende también adueñarse de la Copa del Rey el 30 de mayo frente al Atlético de Bilbao, y de la Champions, en duelo pendiente con el Juventus italiano el 6 de junio en el Estadio de Berlín.

SE PUDO HACER MÁS

Ese gol del genial argentino, con el soporte de una defensa segura y la presencia de Bravo en la cabaña, eficaz frente a las exigencias, fue suficiente. No hubo lamentos por la falla de Neymar en el minuto 71, cuando entrando por la izquierda, habilitado por Messi, remató alto con el arquero Oblak “manos arriba”, esperando la ejecución; y tampoco por el penal no cobrado a Juanfran, considerando involuntaria la intervención de su brazo.

Regresó el Barsa con la vieja brillantez en el centro del campo y la rapidez en la recuperación, al repaso del manejo de balón que tanto cautivó en la época de Guardiola, sujetando por el cuello la mayoría de intentos del Atlético, que necesitó de más profundidad ofensiva, refugiándose en las jugadas con el balón quieto.

TRIPLETE DE CRISTIANO

En el Calderón, Messi dispuso hasta de tres oportunidades en el primer tiempo, pero no pudo concretar mientras el 0-0 se alargaba con el Real Madrid dominando como visitante al Español, pero sin anotar, hasta que finalmente lo logró con gol de Cristiano. El Español reaccionó empatando el marcador 1-1, pero en los últimos 12 minutos la tropa de Ancelotti se lanzó al asalto y consiguió tres goles más, dos de Cristiano para completar un triplete y llegar a 45, y uno de Marcelo.

La esperanza en el campamento merengue, era un gol del Atlético en el Calderón, eso no ocurrió, pese al cañonazo zurdo de Siquiera que Bravo pareció arañar ligeramente en reacción felino y majestuoso vuelo. El gol de Messi, su número 41, garantizó el título de Liga número 23 para el Barcelona, que no contó con el aporte de Luis Suárez, pero vio en acción a un Pedro muy dinámico, generando peligro y haciéndose sentir con su utilidad.

Un gran debut de Luis Enrique al timón del Barsa en una temporada envuelta en tanta presión, aprovechando la inestabilidad del Real Madrid en los últimos meses.

  • 93 puntos sumó el campeón de España, el FC Barcelona, tras vencer al Atlético de Madrid 0-1 en el Vicente Calderón.