•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El serbio Novak Djokovic y la rusa Maria Sharapova se adjudicaron este domingo el título del Masters 1000 de Roma, a una semana exacta del inicio de Roland Garros, la gran cita de la temporada sobre arcilla.

Djokovic, número uno mundial, se impuso en la final masculina al suizo Roger Federer por 6-4 y 6-3, mientras que Sharapova (N.3) necesitó tres sets para derrotar a la española Carla Suárez, por 4-6, 7-5 y 6-1.

El serbio logra así la 24ª victoria en un torneo de categoría inmediatamente inferior a los Grand Slams) y se coloca a solo tres del récord del español Rafael Nadal, y sigue con su impresionante trayectoria en 2015, con triunfos en el Abierto de Australia y en los cuatro Masters 1000 disputados hasta el momento (Indian Wells, Miami, Montecarlo y Roma).

Favorito

En el torneo romano Djokovic comenzó a medio gas, ganando en tres sets en las tres primeras rondas, pero tomó velocidad de crucero a partir de semifinales, cuando superó claramente al español David Ferrer, y en la final ante Federer, al que ha derrotado en 19 de las 39 ocasiones en las que se han enfrentado.

Djokovic se posiciona así como el gran favorito a la victoria en Roland Garros, que comenzará en una semana, y en el que el gran dominador de la tierra batida en los últimos años, Nadal, no figurará entre los cuatro primeros cabezas de serie, pese a sumar nueve títulos en la arcilla parisina.

El serbio sumó ante Federer su 22º triunfo consecutivo. “El hecho es que si he ganado tantos partidos seguidos... dame una razón por la que no pueda seguir haciéndolo”, declaró a los periodistas.

“Voy a seguir así, siempre que pueda y espero que esto me lleve lejos en Roland Garros, que es y ha sido una prioridad en mi carrera”, añadió.

Nadal llegará por primera vez a Roland Garros sin haber ganado ningún torneo sobre tierra batida, y en Roma fue derrotado en cuartos por el suizo Stanislas Wawrinka.

Federer, por su parte, cae en la final de Roma por cuarta vez y sigue siendo uno de los escasos torneos que no figura en su impresionante palmarés.

“Novak fue una roca sólida, jugó muy bien, con muy pocos errores no forzados y fue capaz de aprovechar las oportunidades que tuvo”, explicó el suizo.

De cara a Roland Garros, Federer aseguró estar “en buena forma” y espera “jugar mejor que en los últimos años” en la arcilla parisina.