•   Los Ángeles, California  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El peleador mexicano Edgar Sosa tiene una mirada muy viva, quizás por la costumbre desarrollada en el boxeo para golpear y evitar que le peguen.

Pero anoche, esa viva mirada estaba acompañada de incertidumbre, quizás un poco de susto, porque como se dice en el argot boxístico, no supo qué camión lo atropelló, al caer noqueado en apenas dos rounds ante Román “Chocolatito” González, quien realizó una de las más sólidas presentaciones de su carrera al mandar tres veces a la lona a un experimentado excampeón mundial.

“La verdad es que todavía me siento sorprendido. Román salió muy revolucionado, lanzando muchos golpes. Seguramente él y su equipo sabían que pasando del tercer round, yo iba a asentarme, a hacer una mejor pelea. Sin duda alguna, fue su gran noche y la aprovechó al máximo”, dice Sosa, tratando de explicar su estrepitosa derrota.

“Yo hice una gran preparación, tuvimos un gran campamento y el peso no fue problema. Pero las cosas no salieron como esperábamos y solo me queda darle gracias a Román y su equipo de trabajo por esta oportunidad que me brindaron”, añadió.

Se preparó para ganar

Sosa reconoció el enorme nivel conseguido por el “Chocolatito”, un invicto tricampeón mundial que actualmente ostenta el cinturón mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Pero confiaba en hacer una mejor pelea y hasta ganar, porque su preparación fue de lo mejor en Ciudad México. “Pensé que la pelea iba a durar más, pero Román salió tirando muchos. Desafortunadamente no pude ganar, pero le agradezco a Dios que terminé con vida y puedo seguir en mi trabajo”, reiteró.

¿Sentiste que había manera de contener al “Chocolatito”?
“No ese momento, porque fue una pelea que se decidió por la cantidad de golpes que lanzó”.
 
¿Habías caído tantas veces?
“No. En otras veces visité la lona, pero ahora con Román fue sorprendente. Pero bueno, no fue esta noche que esperaba y ahora a seguir con mi trabajo”.
 
¿Qué fue lo mejor que sentiste de Román?
“La pegada no tanto, sino la continuidad con que lanzó sus golpes. Fue apenas round y medio en el que no me pude acomodar”.

¿Qué debiste haber hecho en esta pelea?
“Teníamos nuestra estrategia de pelea, pero las cosas se dieron así, con ese resultado y tenemos que aceptarlo”.
 
¿Sentiste una sólida pegada de Román?
“La verdad es mejor que dejemos las cosas así. Román me ganó y ahora a seguir sumando en mi carrera”, finalizó Sosa la entrevista, como queriendo evitar más comentarios alrededor de su pelea que fue abreviada por la contundencia del “Chocolatito” que lo arrolló como un pesado camión de carga que aún dos horas después del combate no pudo ni tomar el número de la placa.