•  |
  •  |
  • EFE

Keylor Navas, portero costarricense del Real Madrid, cerró su primer año en el equipo blanco con el dolor de haber jugado menos de lo esperado y admitió que lo ha pasado mal, pero aseguró que no tiene la intención de abandonar el club pese al interés madridista por fichar a David de Gea (Manchester United).

La campaña para Keylor Navas, que volverá a ser suplente en la última jornada de Liga tras jugar en Cornellá-El Prat ante el Espanyol (1-4), se cerró con el agridulce sabor de que Carlo Ancelotti le dio pocas oportunidades y por la jugada en la que el Real Madrid encajó el tanto del equipo barcelonés.

Keylor intentó regatear a Christian Stuani, el uruguayo fue con todo en la presión, le quitó el balón y la jugada, en la que también intervino otro jugador del Espanyol, acabó con el gol del sudamericano. Era el 1-1 provisional. Con un total de 11 encuentros oficiales disputados en la temporada, seis de ellos en Liga, tres en Copa del Rey y dos en Liga de Campeones, y con un balance de ocho tantos encajados, llegó el momento de hacer balance para Keylor, que descarta su salida del club y espera tener otro rol la próxima temporada.

“Que no me haya quejado no quiere decir que lo pasase bien. Lo he pasado mal, pero nunca perdí mis ganas de trabajar y di mi esfuerzo para que en los momentos que me dieron la oportunidad de jugar dar lo mejor de mí”, aseguró el portero costarricense.