•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por dos juegos consecutivos, el derecho de los Indios de Cleveland Corey Kluber, brillante ganador del Cy Young 2014 en la Liga Americana después de 18 victorias y 269 ponches, ha sido una aproximación a Nolan Ryan, el pitcher más macabro que ha existido, capaz de seis temporadas con más de 300 “fusilados” y un total asombroso se 5714 paralizados frente al plato a lo largo de 27 campañas.

IMPRESIONANTE
Kluber, quien extrañamente durante sus primeras siete aperturas en este 2015, no pudo ganar y perdió cinco veces dando la impresión de ser una pintura falsificada de Goya en el Museo del Prado, se ha mostrado restaurado en sus dos últimas salidas con una espectacular faena de casi no hitter ponchando a 18 en ocho entradas, agregando la noche del martes, otra de nueve episodios con 12 ejecutados y solo una carrera permitida retando a los artilleros de los Medias Blancas de Chicago, reduciéndolos a cinco hits.

El inmortal Ryan fue un pitcher que en su época de grandeza, cada vez que escalaba la colina de los infartos, obligaba a pensar en la posibilidad de un no hitter --es dueño de la cifra récord de siete-- y un frenético ritmo ponchador. Si conserva su escopeta “saludable”, Kluber podría llegar este año a la cifra escalofriante de 300 ponches, mientras levanta de la lona ese 1-5 en balance y el 3.79 en efectividad, después de vencer 2-0 a los casi siempre inspirados y terriblemente difíciles Cardenales de San Luis, y quedar sin decisión en la derrota de los Indios por 2-1 frente a los Medias Blancas.

FRECUENCIA SUPERIOR
Kluber de 29 años, solo estuvo en acción durante tres juegos en 2011 cuando la tribu se atrevió a llamarlo, recorriendo cuatro entradas y un tercio; registró un menos que discreto y nada alentador 2-5 y 5.14 en carreras limpias, a lo largo de 12 aperturas en el 2012, saltando a un llamativo 11-5 y 4.85 en 24 inicios y dos relevos en el 2013; y el año pasado, vestido de “Transformers”, impactó con 18-9, 2.44 y 269 ponches en 235 innings y dos tercios, ganando el Cy Young de la Liga Americana, superando a Félix Hernández, Chris Sale, Jon Lester y Max Scherzer.

A esta altura, después de nueve aperturas en el 2014, su gran año, Kluber presentaba balance de 3-3 con 57 ponches, en tanto este año, pese a encontrarse en la sombras, a un lado de ese 1-5 nada confiable, muestra 76 ponches, una mayor frecuencia, lo que permite darle forma a la posibilidad de 300, es decir, 31 más que en la última temporada. Así que Kluber crece como atracción y hay que seguir sus huellas en cada salida. Por ahora, parece ser una aproximación de lo que fue Nolan Ryan. No sabemos que tan cierta es esa impresión.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus