•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con la misma serenidad con que dirigió el mejor Barcelona de la historia, el emblemático centrocampista Xavi Hernández confirmó este jueves su marcha hacia el Al Sadd catarí tras 17 años en el club de su vida, donde espera volver.

“Nunca habría imaginado que llegaría esta situación y no quería que llegara, pero es el momento”, dijo el jugador catalán de 35 años en una multitudinaria rueda de prensa en Barcelona, donde el futbolista se mostró feliz por su trayectoria y esperanzado en su nuevo proyecto.

No fue una decisión “fácil” pero es “definitiva”. “Esta temporada estoy teniendo menos minutos y menos participación, me sigo sintiendo útil e importante, pero es el momento de cambiar de aires”, afirmó.

Ver infografía

“Me lo dice la cabeza y el cuerpo, aunque no tanto el corazón. Cuesta mucho tomar esta decisión”, reconoció el futbolista.

Una vida de azulgrana
Le resultará difícil al jugador no ponerse la elástica azulgrana que lucía desde los once años. Desde su debut en el primer equipo en 1998, Xavi acumula 764 partidos oficiales (85 goles) con el Barcelona, un récord absoluto en el club.

Por su vestuario ha visto desfilar estrellas como Luis Figo, Rivaldo, Ronaldinho, Thierry Henry, Lionel Messi o su inseparable Andrés Iniesta y aprendió de entrenadores como Louis Van Gaal, que lo hizo debutar, Frank Rijkaard o Pep Guardiola.

Con poco físico (1.70 metros y 67 kilos), pero una visión de juego y una técnica privilegiada, este centrocampista, uno de los prodigios del centro de formación azulgrana, representa la esencia de la filosofía de toque y posesión del club.

Pero su trayectoria no fue “un camino de rosas”, apuntó, recordando los complicados inicios de los años 2000, donde los entrenadores se decantaban por perfiles más físicos y era duramente criticado por la afición.

“Hemos tenido que luchar contra la cultura futbolística (...) No ha sido una carrera fácil, pero soy muy cabezota y esto me sirvió para no bajar los brazos”, explicó.

“La manera de entender el futbol en el Barsa es compleja, pero he intentado plasmarla en el campo. He sido una pieza importantísima estos años y con eso me quedo”, señaló el centrocampista, del Barsa hasta la médula.

Un esfuerzo recompensado al final tanto por la afición, que en sus últimas apariciones en el estadio le regaló sonoras ovaciones, como el club, que le ofreció renovar hasta 2018, una propuesta que hizo dudar al jugador.

“No he podido tener mejor carrera. Soy muy feliz de cómo ha ido la cosa, como he rendido, como he aprovechado mis condiciones futbolísticas”, añadió.

Triplete como colofón
Pocos jugadores en activo pueden presumir de mejor palmarés: un Mundial y dos Eurocopas con España, tres Ligas de Campeones, ocho Ligas españolas --la última obtenida el domingo-- y así hasta 23 títulos con el Barcelona.

Pero Xavi aún puede poner el colofón a su gloriosa trayectoria: el 30 de mayo el Barcelona disputa la final de la Copa del Rey ante el Atlético de Bilbao y una semana más tarde se jugará la Liga de Campeones contra la Juventus de Turín. Como capitán, sería él quien levantaría esos trofeos.

“Puede ser un final espectacular, el guión es inmejorable”, indicó el centrocampista que el sábado recibirá un homenaje en el Camp Nou coincidiendo con el último partido de Liga ante el Deportivo de la Coruña.

Te nteresa: Galería: Xavi, un coleccionista de títulos