•  |
  •  |

Las ilusiones de Justo Rivas quedaron hechas trizas. El culpable de provocar esa amargura fue el costeño Darrel Campbell, quien se adjudicó su tercer título de bateo consecutivo con promedio de .432, quitándole a Rivas el sueño de ganar la triple corona, una hazaña conseguida solamente por Pedro Selva y Ernesto López.

Justo, favorito para ser el Jugador Más Valioso, se consolido como el máximo jonronero del certamen con 20 trancazos, y también se adueñó de la cúspide de impulsadas con 67 remolques. Hasta el miércoles, día en el que concluyó la fase regular, Rivas estaba peleando para quedarse con el liderato de bateo, sin embargo, el artillero estuvo fatal ante el pitcheo de Granada, solamente pudo conectar un imparable en 5 turnos, mientras que el costeño resumió par de cohetes en cuatro apariciones conquistando el cetro con .432.

Solamente tres
Según el colega Martín Ruiz, el costeño se convirtió en apenas el tercer artillero de la historia en conquistar tres títulos de bateo consecutivos. Antes de Campbell lo lograron Pedro Selva en 1971, 1972 y 1973, y el mejor primera base de todos los tiempos en Nicaragua, Nemesio Porras, quien ganó cuatro coronas seguidas en 1991, 1992, 1993 y 1994.

Campbell ha logrado sus tres títulos de bateo por encima de los .400. En el 2013 bateó para .413, un año después totalizó .434, esta temporada finalizó con .432. Según Martín Ruiz, Nemesio ganó tres coronas seguidas con promedios de .400, .439 y .402. Sin duda, el costeño ha tenido un notable rendimiento en los últimos años, imponiendo clase en el cajón de bateo.

Otros lideratos
Respecto a los lideratos más importantes en pitcheo, el pistolero Samuel Estrada de los Dantos fue el máximo ganador del “Pomares” con 12 triunfos y dos descalabros. Su compañero Jorge Bucardo se adjudicó el primer lugar en efectividad con 1.50, mientras que Elvin García de Estelí fue el máximo ponchador con 99.