•  |
  •  |

El “Monstruo” James, casi siempre rugiente desde la cima de la montaña, no necesitó una actuación impactante para ser decisivo en el primer triunfo de los Cavaliers visitando Atlanta 97-89, con un cierre de seis puntos en el último minuto, mientras los Halcones que llegaron a ese punto neurálgico perdiendo 91-85, solo conseguían el doble de Jeff Teague. A los 31 puntos de Lebrón, máxima cifra del juego, hay que agregarles los 28 de JR Smith, consecuencia de un bombardeo desde afuera acertando 8 de 12 triples.

DOS RODILLAS QUE GIMEN
Y entre el festejo de ganar en casa ajena y pegar primero, los lamentos por el cojear más acentuado de Kyrie Irving, con su rodilla izquierda gimiendo, limitado a solo 28 minutos y 10 puntos, con 2 de 3 en triples, y su futuro en la serie completamente borroso. Un serio problema para los Cavaliers, que tienen a Kevin Love fuera de combate, en tanto los Halcones, carentes de figuras cumbres, vieron con amargura cómo su mejor canastero, DeMarre Carroll, salía casi en camilla faltando cinco minutos, también con una lesión en su rodilla izquierda.

El equipo de Atlanta ganó el primer cuarto 26-20 alentado por una multitud entusiasta, pero perdió el segundo 31-25 firmando un equilibrio 51-51 al concluir la mitad del recorrido por la carretera de la inseguridad. Pueden fijar el momento clave de esta batalla inicial, en los últimos cinco minutos del tercer período, cuando con el marcador 63-61 del lado de los Cavaliers, el impulso de los Halcones pareció derretirse siendo superados 21-6, para quedar atrás 74-67, ventaja insuperable en los últimos 12 minutos, hasta sellar el 97-89 que tiene un gran significado.

LO NECESARIO DE LEBRON
Con solo un intento de triple que fue fallado, LeBron ejerció siempre presión acertando 12 de sus 26 disparos de campo, una cifra nada que ver con las acostumbradas a ofrecer en sus noches de crecimiento, siendo eficaz desde la línea de tiros libres metiendo 7 de 8, agregando 8 rebotes, aspecto en el que fue superado por Tristan Thompson y Timofey Mozgov, que registraron 10 y 11 en la zona crujehuesos debajo de los tableros, ayudando a la causa de los Cavaliers, que se acostaron con su favoritismo fortalecido, pese a los problemas de Irving y la ausencia de Love.

Jeff Teague con 27 puntos y 4 asistencias, Kyle Kover con 8 rebotes, fueron los mejores Halcones, con Horford y Millsap reducidos a 13 y 16 puntos. La pérdida de Carroll, quien había sido una incomodidad permanente para James, deja muy expuesto al equipo de Atlanta, con sus posibilidades debilitadas. No parece ser esta una serie con la espectacularidad que puede proporcionar la que sostienen Warriors y Rockets.