•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El brasileño Flavio Da Silva llegó al Walter Ferretti en medio de un mar de críticas. Para muchos no era técnico indicado para una institución urgida por derrocar la dictadura del Real Estelí, y con una obsesión extrema de ganarse el boleto a la Concachampions.

Da Silva consiguió ambos objetivos, condujo al Ferretti al título del Torneo de Apertura del Futbol Nacional, y hace unos días el equipo garantizó su participación en la Liga de Campeones de la Concacaf. En cuanto a resultados al brasileño no hay nada que reprocharle, al contrario, merece todo el reconocimiento, sin embargo el aficionado puritano que le gusta el buen juego, no está tan contento por el estilo de los rojinegros, para algunos es resultadista.

Poco importa si juega lindo o no, al final lo que vale son los resultados, y Da Silva ha tenido éxito. Ahora el Ferretti tiene como meta renovar el título y así convertirse en el campeón nacional. Este domingo enfrentará a los Caciques del Diriangén en el partido de ida de las semifinales del Clausura que se realizará en Diriamba a partir de las 3:00 de la tarde.

Diriangén complica
Aunque no lo reconozca, el brasileño es consciente de que el Ferretti es favorito para imponerse a los Caciques y estar en la final posiblemente ante el Real Estelí que también juega mañana contra el Jalapa a las 3:00 p.m.

“Respetamos a los Caciques, pero la mentalidad de nosotros y de los directivos es estar en la final del torneo. Diriangén es un equipo que juega con muchas ganas, cuenta con una excelente cantera de jugadores y tienen un entrenador muy bueno, los Caciques es un equipo muy complicado de ganarle”, comentó Da Silva, quien aseguró que impondrán respeto.

“Nosotros tenemos un gran grupo y por eso estamos en Concachampions. Somos los campeones del Apertura, y tenemos que hacer valer eso, será difícil, pero se puede conseguir el pase a la final. El estar clasificados a Concachampions creo que nos quita la presión, después de haber logrado eso, los jugadores están más tranquilos y sueltos en el terreno de juego”, agregó el brasileño.