•  |
  •  |

No es miedo, sino respeto el que mostró Mauricio Marenco, presidente del equipo de Rivas, al declarar que la Costa Caribe es un rival duro de vencer en la fase de cuartos de final del Campeonato Nacional de Beisbol Germán Pomares Ordóñez.

La tropa sureña esperará el próximo lunes en su patio a los caribeños, lo que está tentativo es la hora del juego y si se ven las caras en dos o tres encuentros en el Yamil Ríos Ugarte. Una vez finalizada la serie viajarían a completar los cinco duelos en Bluefields, así se definió el jueves en la reunión de la Comisión Nicaragüense del Beisbol Superior (CNBS) con los representantes de los conjuntos en competencia.

“Competitivamente hablando hombre por hombre, la Costa lleva ventaja porque tienen a Darrel Campbell, campeón bate del torneo (432 puntos), Dwight Britton, Dwain Fox, entre otros jugadores de nivel, pero no quiere decir que es invencible. Vamos a una serie fuerte y se le respeta mucho. No nos queda otra que ganar cada juego”, aseguró Marenco.

Dentro de los mejores lanzadores en efectividad figuran los costeños Oscar Chow (2.40) y Horace Rigby (2.67). Pero los sureños cuentan con los brazos abridores de Carlos Estrella (9-4, 3.21), Maynor Mora (9-2, 3.62), Marlon Altamirano (6-4, 3.08) y Douglas Solís (3-3, 2.61) y el taponero Aurelio Barillas (3-2, 1.64 y ocho salvamentos).

EXPERIENCIA
Entre sus mejores artilleros están Edgar López con 341 puntos, Víctor Duarte (369) y el daño que puedan ocasionar Santiago Jiménez, Yeltsin Solís y Antenor López. Los de mayor poder en la novena son López con seis y Félix Castillo con media docena.

Sin embargo, la artillería costeña tiene más TNT en su line up.

Además de Fox, Campbell y Britton, imponen respeto en el cajón de bateo Dazzy Sharp, Mark Joseph, Debrie Bennett, el segundo de mayor poder en la novena costeña. En el cuerpo de lanzadores Junior Téllez (11-3, 2.83), Shendell Benard (6-2, 3.21), Oscar Chow (5-4, 2.40) y Ernesto Glasgon (5-4, 3.86).

Marenco considera que ya cumplieron con su primer objetivo, pero que la lucha sigue y viene con más cuidado en los cuartos de final, donde todo puede pasar en una serie corta.

“Nosotros estamos contentos por haber cumplido en esta primera vuelta. Los resultados son satisfactorios. Ahora nos espera otro reto y hay que afrontarlo con mucha cautela y determinación”, mencionó el directivo sureño.