•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tras ganar liga y copa, la Juventus sigue abonada al triunfo en su preparación de la final de la Liga de Campeones y ayer derrotó al Nápoles por 3-1, mientras que el Inter perdió en Génova y no jugará en Europa la próxima temporada.

El argentino Roberto Pereyra (13) anotó el primero para la Juventus, que tiene asegurado el título desde hace semanas, y el Nápoles empató al inicio del segundo tiempo, gracias a un tanto del español David López, después de que el belga Dries Martens fallase un penal (50).

Stefano Sturaro volvió a adelantar a los locales en el tramo final (77) y sentenció Simone Pepe (90), transformando un penal señalado por un cabezazo del portugués Miguel Britos al español Álvaro Morata dentro del área.

  • La Juventus acabará el campeonato el próximo domingo en la cancha del Hellas Verona, en el último preparativo antes de buscar el triplete ante el Barcelona.

En cambio, la derrota deja al Nápoles (cuarto con 63 puntos) casi sin opciones de clasificarse para la próxima edición de la Liga de Campeones, ya que si la Lazio (tercero con 66) puntúa ante la Roma (segundo con 67) se clasificará para la previa de la Champions.

En caso de perder el derbi romano, que se jugará mañana, Nápoles y Lazio se jugarán la clasificación en un duelo directo en la última jornada.

En el otro partido del sábado, se consumó que el Inter de Milán (8º) no jugará en Europa la próxima temporada tras caer en Génova por 3-2.

Los goles del Inter los marcaron los argentinos Mauro Icardi y Rodrigo Palacio.

De esta manera, ni Milan ni Inter jugarán en Europa la próxima temporada, certificando el fracaso de los dos rivales de la capital lombarda.

La victoria permite a los genoveses ascender al quinto puesto de la clasificación y estar provisionalmente en puestos de acceso a la próxima Europa League.