•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La frustración que sentía Randy Caballero, el nica-estadounidense campeón gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), poco a poco ha ido desapareciendo.
Caballero ha mostrado una buena recuperación, después de una operación a la que fue sometido en marzo pasado, para eliminar un quiste en su pie derecho, lo que obligó a suspender una defensa que tenía programada contra el mexicano Alberto Guevara en Indio, California.

Pero Randy está cumpliendo con su tercer mes de recuperación y eso lo tiene contento, porque las señales de mejoría son constantes. “Me siento muy bien, ya estoy caminando poco a poco, aunque no puedo correr ni caminar en el ring.… No puedo hacer mucho en el gimnasio, pero me siento bien”, comentó Caballero.
“Tuve dos meses sin hacer nada de ejercicios, pero hago natación y ojalá el próximo mes me pueda meter en el gimnasio y quizás en agosto defender mi título mundial”, reiteró.

Figura de Golden Boy

A sus 24 años de edad, Randy es una de las principales jóvenes figuras de la empresa Golden Boy Promotions. Tiene un récord de 22-0, con 13 nocauts, y en su última pelea de octubre pasado, derrotó por decisión a Stuart Hall, para conquistar el cinturón gallo de la FIB.

Pero vino la operación, por lo que ahora solo necesita paciencia y trabajo de terapia para regresar en agosto venidero.

“Es duro para mí estar solo viendo peleas y no poder pelear. Pero ya me siento listo para regresar a entrenar y defender mi título. Quizás en agosto, en HBO Latino, pueda defender mi título y eso será grande, muy importante para mi carrera”, reveló.

Randy aseguró que su próximo retador saldrá de un choque eliminatorio que protagonizarán el japonés Ryosuke Iwasa (3) y el inglés Lee Haskins (4). “Ellos deben pelear por la oportunidad mandatoria, no sé cuándo, pero esperamos que sea pronto para enfrentar a cualquiera en agosto”, acotó.

Respaldo al “Chocolatito”

Randy, su padre y entrenador Marcos Caballero y el resto de su familia, incluyendo al también boxeador Rommel Caballero, su hermano menor, estuvieron la semana pasada en Los Ángeles, California, para presenciar la defensa de Román “Chocolatito” González ante Edgar Sosa. Randy ha entablado una buena relación con el “Chocolatito”, quien precisamente finalizó su preparación con el respaldo de la familia Caballero. Y obviamente, disfrutó al máximo el contundente nocaut que Román le propinó en dos rounds a Sosa.

“El ‘Chocolatito’ es un gran peleador. Es muy buena persona y estoy contento por la forma que se mostró en el Fórum y ante HBO. Gustó mucho su pelea”, finalizó Caballero.