•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El escauteo nuevamente dio sus frutos a los Atléticos de Oakland, que conectaron dos jonrones sobre primeros picheos del lanzador nicaragüense Erasmo Ramírez, a quien derrotaron ayer, en la victoria de 7-2 sobre los Rays de Tampa Bay.

Esta fue la segunda derrota de Erasmo (2-2) en la temporada, pero fue la sexta que sufre ante Oakland, equipo que le ha sido imposible vencer en un total de ocho enfrentamientos. Cinco carreras e igual cantidad de imparables, en una labor de seis entradas, fueron suficientes para el triunfo de los Atléticos.

Certeros

Los Atléticos tienen medido al rivense, y eso se vio ayer cuando Billy Burns comenzó el partido conectando jonrón sobre el primer picheo. La pelota superó la barda del jardín derecho y los Atléticos rápidamente se fueron arriba 1-0. Stephen Vogt por base por bolas y Billy Butler, con sencillo, lograron embasarse en ese primer inning, pero el nica salió adelante al dominar a Max Muncy con línea al campocorto.

Ramírez dominó a los tres que enfrentó en el segundo inning, pero le anotaron la segunda en el tercero cuando Burns comenzó la entrada conectado imparable, siempre sobre el primer lanzamiento.

Burns llegó a la antesala por sencillo de Josh Reddick y anotó por elevado de sacrificio de Stephen Vogt.

Inútil esfuerzo

A pesar del esfuerzo de Erasmo en el cuarto y quinto inning, sin carreras, para mantener el partido cerrado 2-0, la ofensiva de Tampa Bay nunca se hizo presente.
Más bien, la ofensiva de Oakland descifró nuevamente a Erasmo con un rali de tres en el sexto, cuando Vogt negoció base por bolas, Butler fue golpeado y después de un out de Muncy, Mark Canha aprovechó un lanzamiento franco de Erasmo para conectar un jonrón por el jardín izquierdo, que movió la pizarra 5-0. Ramírez logró completar su labor del sexto inning, pese a un boleto a Eric Sogard, pero no pudo escapar a una nueva derrota ante los Atléticos, a pesar de que los Rays anotaron dos en el cierre del octavo.

En resumen, la labor de Erasmo fue de 6 innings, su máxima cantidad esta temporada. En este trayecto, aceptó 5 carreras y 5 imparables, dio 5 bases por bolas y 4 ponches, y recibió los jonrones de Burns y Canha.

En la temporada, Ramírez (2-2) acepta 26 anotaciones limpias en 35.1 entradas laboradas, para una elevada efectividad de 6.62. Con los dos jonrones del domingo, llega a 4 aceptados, con 16 boletos y 29 ponches.

Imparable de Cabrera

Everth Cabrera regresó a los Orioles de Baltimore, ligando un imparable en dos turnos, con dos bases por bolas, en la derrota de 5-2 sufrida por su equipo ante los Marlins de Miami. Cabrera conectó su imparable en el quinto inning ante Tom Koehler, quien hasta ese momento tenía sin hits a los Orioles. El promedio de bateo de Cabrera quedó en .212, por 18 hits en 85 turnos al bate.

Juan Carlos Ramírez lanzó el sábado pasado con los Diamondbacks de Arizona, ante los Cachorros de Chicago, cumpliendo con una actuación de relevo de 1.2 innings, en los que aceptó un hit, una carrera, con un ponche, para dejar su efectividad en 2.84.