•  |
  •  |
  • END

ESPNdeportes.com

MÉXICO -- Por más que queremos dejar ya atrás el mal sabor de boca que dejó la corta permanencia de Hugo Sánchez Márquez como técnico de la Selección Mexicana de fútbol, no cabe duda de que fue el fracaso más grande de 2008.

Una selección mexicana, en el Preolímpico que me tocó cubrir en Los Ángeles, que no tenía nada de comunicación entre los jóvenes jugadores y su técnico. Y a final de cuentas el no trabajar en cancha aspectos tácticos le cobró factura al Pentapichichi que fue despedido y ya sabemos económicamente las pérdidas, sobre todo de las televisoras, que se sufrieron al no participar en Beijing.

La llegada de Sven-Göran Eriksson, creo que es algo positivo, pero hay que darle tiempo al señor. Como persona se me hace el más educado, el más fino; tiene un don de gente importante, y creo que el trato con la prensa no ha sido del todo satisfactorio, pero tiene que ver con los resultados que han obtenido.

En ese partido en San Pedro Sula ante Honduras, México tuvo suerte, pues al mismo tiempo que estaban jugando Jamaica y Canadá, hubo tres postes en la primera mitad por parte de los jamaiquinos y podríamos decir que se pasó a la hexagonal final de panzazo, y ahora hay que empezar a ver qué va a ocurrir en 2009.

Creo que aquel jugador que esté en Europa y no esté jugando de manera constante en sus equipos, no va a ser tomado en cuenta. Ahí el porqué Eriksson viajó al Viejo Continente a visitar a toda la "legión extranjera".

Un año en donde la selección mexicana no cumplió, le sacó muchos sustos a los directivos, a los medios, a los aficionados. No creo que duerman muy tranquilos ni Justino Compeán ni Decio de María, tomando en cuenta que en la hexagonal está todo de por medio y México tiene que mejorar mucho ese nivel que ha mostrado en este último año si quiere llegar a la Copa del Mundo africana.

Lo importante es que el fútbol tiene revanchas, y así como Hugo Sánchez tiene una nueva oportunidad ahora en el Almería español, la de México empezará el 11 de febrero visitando en Columbus a Estados Unidos. Y quizás esa época de Ricardo Antonio Lavolpe en donde se buscaba ser agresivo y proponer el partido, con Eriksson quedará atrás, pues el sueco será más cauteloso y quizá sea la forma en que se debe de jugar ante los norteamericanos para que se obtengan los buenos resultados.

Le deseamos mucha suerte a México en 2009, porque 2008 fue un año de panzazo y sin duda alguna se va a recordar como el fracaso de Hugo Sánchez en el banquillo de la selección mexicana.