•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La derrota sufrida el domingo ante los Caciques del Diriangén, no responde más que a la falta de definición y ritmo del Club Deportivo Walter Ferretti, que tendrá que remar contra la corriente para intentar revertir el 2-0 del partido de ida de las semifinales del Torneo de Clausura de Futbol.

Tienen méritos los diriambinos, que definieron el encuentro con los pocos recursos que plasmaron en la cancha. Más allá de los goles, Ferretti dominó a placer cada sector del campo, incluso, de no ser porque Erick Alcázar, Maycon Santana y Bernardo Laureiro estrellaron sendos balonazos en los postes del marco que custodiaba Carlos Mendieta, la historia hubiese sido totalmente distinta.

El daño está hecho y la ventaja de dos goles a favor de los Caciques podría ser lapidaria, a menos que los capitalinos desplieguen una ofensiva perfecta para el juego de vuelta el próximo domingo, eso sí, no se trata de adueñarse del balón, tendrán que ser efectivos frente al marco rival si desean asistir a la fiesta grande del torneo.

El estratega brasileño del equipo “Rojinegro” Flavio Da Silva, analizó el revés del domingo contra el equipo “blanquinegro”, consciente de los errores que cometieron y enfocado en sacar a su equipo del panorama nebuloso en el que se encuentra.    

“En el primer tiempo tuvimos las mejores oportunidades y pudimos definir las semifinales y en el segundo tiempo, después del gol del Diriangén, no tuvimos fuerza para sacar el empate y ellos nos marcaron el segundo tanto. Fueron inteligentes”, aseveró Da Silva.

“Necesitamos ser contundentes estando de locales. Faltan noventa minutos para definir la eliminatoria y vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo para sacar el resultado. Diriangén es un buen equipo, que sabe defenderse, pero de nosotros depende llegar a la final. Para eso tenemos que definir las ocasiones que tengamos de gol”, dijo el técnico.

LAUREIRO A REVISIÓN

El estratega carioca, manifestó que hoy harán una evaluación al mediocampista charrúa José Bernardo Laureiro, quien abandonó el encuentro ante los Caciques a la media hora de iniciado el encuentro, resentido de su pie derecho tras un choque con David Solórzano.

Tras el chequeo médico, Da Silva sabrá si el uruguayo estará disponible para el juego de vuelta, programado para el próximo domingo a las 6:00 de la tarde en el Estadio Nacional de Futbol. El timonel del club ‘Rojinegro’ confía en que solo se trate de un golpe leve, que le permita a Bernardo jugar ante los diriambinos.

OPORTUNIDAD DE DOLMUS

El atacante Javier Dolmus, responsable del pase del Ferretti a la Liga de Campeones de la Concacaf, con su gol ante el Real Madriz en la última jornada de la temporada regular del Clausura, será una de las variantes que hará Da Silva para la vuelta, tras perderse la ida en Diriamba.

El “Delfín” Dolmus tendrá una nueva oportunidad de sacar a los “Policías” de los escombros. Aunque no tiene un estilo muy vistoso, sabe cómo arruinarle festejos a los equipos rivales, gracias a su olfato goleador y precisión frente al marco.