•   Cleveland, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los Cleveland Cavaliers vencieron anoche a los Atlanta Hawks 118-88 y barrieron así la serie por 4-0, para avanzar a la gran final de la NBA.

Una vez más LeBron James se echó el equipo en la espalda y, con 23 puntos, fue el eje ofensivo del quinteto, que se tituló así en la Conferencia Este y avanza a la gran final por primera vez desde el 2007.

Para el “Rey LeBron” es su quinta gran final consecutiva, contando cuatro con los Miami Heat antes de regresar a Cleveland.

Los Cavaliers se medirán en esta instancia al ganador de la final de la Conferencia Oeste entre los Houston Rockets y los Golden State Warriors, que favorece a estos últimos por 3-1.

LeBron terminó con 23 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, mientras su compañero, el armador Kyrie Irving, regresó después de perderse dos partidos por lesión y terminó con 16 tantos y 5 pases decisivos.

James volvió este año a los Cavaliers después de cuatro temporadas con los Miami Heat para tratar de poner fin a una sequía que dura en Cleveland desde 1964.

Por los Hawks, que fue el mejor equipo en la temporada regular en la Conferencia Este con 60 victorias, los más destacados fueron el armador Jeff Teague, que anotó 17 puntos, y Paul Millsap, con 16 cartones.

Los de Atlanta llegaron a la final de la Conferencia por primera vez desde 1970, pero no fueron rivales para los Cavaliers y nunca tuvieron respuestas para LeBron, quien estuvo en cada partido de esta serie cerca de lograr un triple-doble.