•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

José María Bermúdez, exseleccionado nacional y quien fue gerente de selecciones de futbol durante el periodo presidencial de Julio Rocha en la Federación de Futbol Nicaragüense (Fenifut), cree que las acusaciones de la fiscal general de Estados Unidos sobre caso de corrupción en la FIFA deben ser probadas. 

Para Bermúdez, este caso en el que Rocha está implicado es algo mediático en víspera de una elección presidencial que tiene intereses compartidos. Además de ser una acusación de poca fuerza, porque se deben tener pruebas contundentes. 

“Ante la víspera de un evento de gran magnitud como es la elección del presidente de FIFA, hay gente que está en contra de Blatter y quieren hacer daño”, señaló Bermúdez.

“Yo estuve en un congreso en Brasil durante el Mundial 2014 y vi actitudes de personas que  abandonaron la reunión, de gente de Europa como del mismo Michelle Platini, presidente de UEFA, personas que tienen sus intereses y que no son gratos a Blatter”, manifestó Bermúdez, quien dice ser amigo de Rocha. 

Fut nica afectado

Sobre las afectaciones que podría tener el futbol nicaragüense con la implicación de Rocha en casos de sobornos, Bermúdez cree que a Nicaragua no le deben causar ningún daño.

“Lo que se dice tendrán que probarlo. Y cuando te digo esto es porque durante el tiempo que tengo de conocer a don Julio, que fueron siete años trabajando la federación, nunca encontré ni vi nada anómalo”, refirió.

“Como secretario de la federación estuve a cargo dos años, el presidente era Rolando López y por cinco años fui gerente de selecciones en el tiempo de Julio Rocha. Siempre participé de los congresos de la federación, que se dan cada año, donde se presentan los estados financieros. Y la federación nunca presentó algún caso de anomalías.