•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, se sumó hoy a las peticiones de dimisión del suizo Sepp Blatter como presidente de la FIFA tras la detención de varios miembros de este organismo por presunta corrupción.

Un portavoz oficial de Cameron, que se encuentra de gira por varios países europeos, dijo que este aboga por una reforma de la institución y "respalda totalmente" a la federación inglesa (FA) en su apoyo a la candidatura del príncipe jordano Ali Bin Al Hussein al frente del máximo organismo del fútbol mundial.

"La responsabilidad en la administración del fútbol es de los administradores del fútbol, pero la FA, y nosotros respaldamos totalmente a la FA, apoya la candidatura del príncipe Ali", manifestó el portavoz.

Preguntado si el próximo Mundial debería celebrarse en Inglaterra, la fuente afirmó que, aunque muchos británicos se sintieron decepcionados por perder esa opción, "incluido el primer ministro", "el foco debe estar ahora en la investigación y la reforma de la FIFA".

El presidente de la FA, Greg Dyke, dijo este miércoles que los presuntos casos de corrupción en la FIFA son "muy graves" y reiteró su apoyo al príncipe jordano como candidato a presidente del organismo rector del fútbol.

Dyke dudó de que el organismo pueda reformarse con Blatter al frente y opinó que, "considerando las circunstancias actuales", habría que valorar "si es apropiado seguir adelante con las elecciones" previstas para el viernes.

Siete altos cargos de la FIFA, entre ellos dos vicepresidentes, fueron detenidos el miércoles en la ciudad suiza de Zúrich a instancias de la Justicia suiza y estadounidense por varios cargos de corrupción.