•  |
  •  |
  • END

Ya de por sí el fútbol suele entregar situaciones de emoción, dramatismo, alegrías, por un lado, y tristezas por otro. Cuando los asuntos, muchas veces caprichosos, del balón derivan en instancias como la que le toca mañana al fútbol nicaragüense, todo eso se magnifica hasta el extremo, y esas sensaciones llegan al máximo.

El Torneo Apertura (que es el que culmina el año) vivirá hoy un cierre inédito, un final que ya entró en un lugar destacado de la historia más allá de quien resulte campeón. Diriangén y Real Estelí, históricos contendientes, llegan al partido de vuelta igualados en puntos después del 0-0 en el partido de ida que se realizó en el Independencia.

Tanto al Diriangén como al Real Estelí sólo les cabe el triunfo en los 90 minutos restantes para alzarse con el título en disputa, evitando el martirio de un posible tiempo extra --si nadie abre el marcador-- o los mortales penaltis, y dar la vuelta olímpica.

Ambas franquicias definirán hoy en el estadio Nacional de Fútbol “Cacique” de Diriamba, un maratónico final. El empate conseguido el domingo anterior resultó una ventaja sicológica para los diriambinos, pero su rival es de categoría. Estelí sabe que conseguir la victoria, y la corona como visita no es imposible.

Si gana, Diriangén podrá celebrar su título y el más sonoro retorno a la cima del balompié pinolero, enfrentando al campeón defensor, que también apuesta a los tres puntos. Si hay empate sin goles, habrá que ir a la prórroga de 30 minutos, y si no hay ganador, el título se definirá vía penal. Pero si se da un empate con goles, el monarca será Estelí, por el doble valor del gol de visita.

Por lo visto el domingo anterior, Diriangén llega con más descanso que Estelí, que da la impresión que después de la difícil semifinal ante VCP llega a estas instancias más trajinado ante un Diriangén que jugó bien y lució en mejor forma en el Independencia.

Además del presunto cansancio, Estelí se verá privado de su as de espadas, el “mastín” Elmer Mejía, quien no sólo acusó cansancio sino que tuvo que salir del partido por lesión. A él se le suman Sergio Iván Rodríguez y el central colombiano Juan Pablo Chacón.

Así las cosas, dos equipos enfocados y preparados para dar la vuelta olímpica, con bajas y con el cansancio de todo un año encima, jugarán los últimos 90 minutos de fútbol de 2008. A la cita Diriangén llegará con más respiro, pero está frente a una cuesta muy empinada para subir y tumbar a un Estelí que está muy enfocado en no ceder la corona, y que ya ha sabido cubrir ausencias de peso en otras ocasiones.

Con aumento de localidades disponibles respecto al encuentro anterior, Diriangén y Real Estelí chocarán a partir de las 2:30 de la tarde en el estadio “Cacique” de Diriamba a las órdenes del árbitro internacional René Guerrero.


PROBABLES FORMACIONES:

DIRIANGÉN: Jorge Cundano, Donald Parrales, Erick Téllez, David Solórzano, Manuel Gutiérrez, Marcos Román, Raúl Leguías, Armando Reyes, Remy Vanegas, Hugo Silva y Herberth Cabrera.


ESTELÍ: Carlos Mendieta, Armando Collado, Juan Pablo Chacón, Marvin Molina, Franklin López, Marlon Medina, Sergio Iván Rodríguez, Chanel Norales, David Martínez, Samuel Wilson y Rudel Calero.


ÁRBITRO: René Guerrero.

CANCHA: “Cacique” de Diriamba.