•   Enviado Especial / Baltimore  |
  •  |
  •  |

No hubo litigio, ni señales de rebelión en el Oriol Park. El nicaragüense Erasmo Ramírez subió al montículo este sábado ejecutando con maestrías sus disparos, la brújula estuvo certera, no sufrió daños, lució con un impresionante dominio de la zona, maniatando y superando 3x0 a los Orioles de Baltimore en la mejor presentación del serpentinero rivense esta temporada con los Rays de Tampa.

Un silencio total invadió el Oriol Park en Baltimore, no hubo bullicio de la marea naranja de aficionados que se congregaron en este escenario para presenciar el monólogo del nicaragüense. Ramírez se agigantó en la colina durante 7 innings, ni siquiera permitió un parpadeo, solamente aceptó tres imparables, de hecho los únicos del partido, dos conectados por Steve Clevenger y un sencillo de Ryan Flaherty,  adornando su excelsa labor con 7 ponches.

Consistente
Sin duda es revitalizante para Erasmo conseguir su tercer triunfo con solamente dos derrotas esta temporada. Pero lo más importante es que el pistolero rivense ha mejorado su consistencia. Retiró a los primeros 5 hombres que enfrentó, hasta que Clevenger, en el segundo inning con dos outs, le conectó imparable al jardín izquierdo, pero el sureño dominó a J.J Hardy con roletazo a segunda base para culminar el episodio.

En el tercer inning solamente Manny Machado tocó primera base por boleto. Una entrada después, el nica sonó su sinfonía de ponches, fusilando a Jimmy Paredes, Chris Davis, y Delmon Young. El único peligro que atravesó Ramírez fue la quinta entrada cuando Clevenger ligó hit, avanzó a segunda por rola de Hardy, y en su intento por anotar por imparable de Flaherty al bosque izquierdo, fue atrapado en home plate por un disparo preciso del jardinero.

Ese fue el único intento de rebelión de los Orioles ante el nica, quien retiró a los últimos 6 bateadores que enfrentó y no salió en el octavo inning por decisión del manager Kevin Cash, sin embargo Erasmo puede sentirse un coloso, simplemente lució magistral, mostrando síntomas de regularidad luego de atravesar al inicio de temporada por las turbulencias de la inconsistencia.

Orgulloso
“Estoy súper contento porque enfrenté a un gran equipo. Contar con el apoyo de mis compañeros desde el primer episodio te da un empujoncito para hacer mi trabajo y ser agresivo en la zona de strikes. Mezclé muy bien mis pitcheos, no trato de mostrar mi velocidad, sino que colocar mis lanzamientos en las esquinas, mantenerme bajito. Mi recta, cambio y el slider, estuvo tremendo, no me quejo”, comentó Ramírez en el Club House del Oriol Park.

Según Ramírez los entrenadores se han empecinado en ayudarle a mejorar. En el cuerpo técnico de Tampa lo consideran como un muchacho con grandes cualidades para convertirse en un lanzador intransitable.

“Los coachs están trabajando conmigo para que sea más tranquilo en el montículo y también agresivo a la misma vez. Siempre me traen estadísticas de cuáles pitcheo son los que más controlo en strikes y qué tipo de bateadores voy a enfrentar. Siempre están encima de mí, me han ayudado muchísimo, eso me ayudó este sábado a ser consistente”, afirmó el rivense que tomó posesión del Oriol Park con la firmeza de un emperador, pletórico, dominante, y seguro de sí mismo.

Sus números
Este sábado, Erasmo lanzó 7 innings sin carreras, con apenas 3 imparables, un boleto y 7 ponches. Su efectividad mejoró a 5.53, por 26 anotaciones limpias en 42.1 entradas laboradas.

Su balance mejoró a 3-2. Ramírez acepta en la temporada 4 jonrones, con 34 imparables, 17 bases por bolas y 36 ponches en la temporada.  Su próxima apertura está programada para el jueves venidero ante los Marineros de Seattle, su primer equipo en las Mayores.

  • 5.53 es la efectividad de Erasmo Ramírez después de no permitir carrera contra los Orioles de Baltimore.