•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El mejor jugador del mundo, el serbio Novak Djokovic (N.1), fue el encargado, este miércoles en cuartos, de acabar con el dominio en Roland Garros de Rafael Nadal, vigente campeón y nueve veces ganador del torneo, en una jornada en la que David Ferrer cayó con Andy Murray.
Seis años tuvieron que pasar para que el “señor de la tierra”, dominador en París durante una década, volviera a perder un partido en Roland Garros.

“Me ha sorprendido mucho que ganara en tres sets porque Rafa no venía mal, pero está claro que hoy Djokovic ha dado un paso más que los demás”, dijo Ferrer, uno de los hombres que mejor conoce a Nadal.

La única vez que el mallorquín había cedido en París fue en 2009, en octavos ante el sueco Robin Soderling. Ahora suma dos derrotas en un balance que incluye 70 victorias en 11 participaciones.

En la final anticipada, Djokovic no dejó lugar a las dudas. Ganó en tres mangas, por 7-5, 6-3 y 6-1, en 2 horas y 26 minutos.

Tras seis derrotas en París, las dos últimas en partidos muy igualados (semifinal de 2013 y final de 2014), Djokovic superó al fin la barrera.

Más resistencia ofreció Ferrer, capaz de ganar un set ante Murray, para finalmente caer por 7-6 (7/4), 6-2, 5-7 y 6-1, en 3 horas y 16 minutos.

Serena impone su ley

Tras tres partidos remontando un set, la estadounidense Serena Williams (N.1) se cansó de nadar a contracorriente y pasó por encima de la italiana Sara Errani (N.17) con parciales de 6-1 y 6-3. Ya ganadora en París en 2002 y 2013, jugará el jueves por un puesto en la final con la suiza Timea Bacsinszky (N.24), que venció a la gran sorpresa del torneo, la belga Alison Van Uytvanck (N.93), por 6-4 y 7-5.

En la otra semifinal del jueves se enfrentarán la serbia Ana Ivanovic (N.7) y la checa Lucie Safarova (N.13).