•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Por primera vez en 41 años, el Real Madrid tendrá a un entrenador nacido y criado en la capital española con Rafael Benítez, cuya carrera vuelve a su punto de partida tras ser oficialmente nombrado este miércoles.

El técnico, de 55 años, ha pasado más de una década lejos de su tierra natal, entrenando a Valencia, Liverpool, Inter, Chelsea y Nápoles, pero, pese a un palmarés sin mucho brillo en los últimos tiempos, por fin cobra vida su puesto soñado.

“Cuando empezó su carrera como entrenador, este era el puesto con el que siempre había soñado”, decía esta semana al diario británico Daily Mail uno de los exjugadores de Benítez en el Liverpool, Jamie Carragher.

“Sé cuánto significa para él, porque cada dos meses solía venir a verme en Melwood y decía: ‘¡El Madrid me ha hecho una oferta!’”, agregaba.

Dichas ofertas llegaban cuando el prestigio de Benítez estaba en lo más alto tras haber obtenido dos títulos de Liga con el Valencia en tres años y la Liga de Campeones en su primera temporada en Liverpool.

Al mismo tiempo, el Madrid sufría una crisis en Europa: incapaz de ir más allá de los octavos en la Liga de Campeones durante seis temporadas consecutivas entre 2004 y 2011.

Sin embargo, las expectativas son todavía mayores ahora en el Real Madrid que cuando Benítez dio sus primeros pasos como entrenador en el filial a principios de los años 1990.

“Rafa” será el décimo técnico bajo los dos mandatos, de un total de 12 años, del presidente Florentino Pérez. Ninguno de sus predecesores duró más de tres años.

La decisión de Pérez de relevar al afable Carlo Ancelotti la semana pasada, solo un año después de haber conquistado la Liga de Campeones y haber dado al club un récord de cuatro trofeos en un año natural, fue la más criticada desde que había destituido al mentor de Benítez, el actual seleccionador Vicente del Bosque, en 2003.