•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La búsqueda de una respuesta a la última y gigantesca interrogante que cobija la NBA, ¿quién prevalecerá entre Warriors y Cavaliers en la serie que se inicia hoy en Oakland?, es algo enloquecedor. Los expertos en rastrear a través de las estadísticas, la impresión del momento, la solidez de las argumentaciones, y sobre todo, el respeto ganado a pulso por el equipo de más elevado rendimiento en la temporada y con paso firme en los playoffs, se inclinarán levemente del lado de los Warriors, que cuentan con el aporte del Jugador Más Valioso y mejor tirador imaginable, Stephen Curry.

Pueden agregar que los 13 equipos ganadores de por lo menos 65 juegos en una campaña de 82, como lo son los Warriors ahora, lograron coronarse y que nunca un equipo que abrió la temporada con balance incierto de 19-20, tal fue el caso de los Cavaliers, lo ha conseguido.

EL FACTOR LEBRON
No voy a discutir eso, pero prefiero a los Cavaliers, por una razón de sencillez destructiva: los Cavaliers tienen al fenomenal LeBron James, quien puede cargar sobre sus espaldas con el peso de un equipo, hacer girar las consideraciones e imponerse con esa combinación de destreza, efectividad y contundencia, que lo hacen ser visto casi siempre en la cima de la montaña, majestuoso, casi arrogante, vencedor.

Así como era difícil atreverse apostar contra el Heat de Miami cuando estaba LeBron, lo es ahora contra los Cavaliers. Esas barridas 4-0 sobre los Celtics de Boston y los Halcones de Atlanta, y el remate a los Bulls con superioridad de 19 puntos, certifican la capacidad de crecimiento de estos Cavaliers aun sin Kevin Love y con Kyre Irving lastimado, aprovechando la presencia de James, empeñado en tumbar todas las marcas existentes tanto en temporada como en playoffs.

ESA DEFENSA SIMPLIFICA
Los Warriors, un equipo de ataque versátil y productivo, con muchas dudas alrededor de Klay Thompson, su segundo mejor pistolero, restableciéndose de ese rodillazo en la cabeza asestado por Trevor Ariza, enfrentan al equipo de mejor defensa en la NBA, que es capaz de recortar drásticamente los promedios de eficacia del enemigo, tanto adentro como afuera, y que fue el primero en rebotes.

Con 27.6 puntos de promedio en esta postemporada, LeBron es ferozmente intimidante y habitualmente imparable. La mejor noticia entre los Cavaliers es la restauración de Irving, la utilidad del australiano Dellavedova y los aportes de J.R. Smith, el lastimado Imam Shumpert, Tristan Thompson y Timofey Mozgov; los Warriors colocarán al lado de Curry a Klay Thompson, Draymond Green, Andre Iguodala y Shaun Livingston con Harrison Barnes listo. Con una sólida defensa, estupendo bloqueo, pero sobre todo por tener a LeBron, me parecen más confiables los Cavaliers.

7:00 de la noche está programado el primer duelo de la serie final de la NBA entre los Warriors de Golden State y Cavaliers de Cleveland.