•  |
  •  |
  • END

El director técnico del Real Estelí, Otoniel Olivas, tuvo palabras desafiantes en respuesta a los múltiples señalamientos durante la semana previa al partido final. Se les señalaba de ser un equipo envejecido, cansado, que ya había dado lo mejor de sí... pero ayer, con un fútbol disciplinado y oportuno, le robó el sueño a los diriambinos de dar la vuelta olímpica.

“Hoy se trabajó como equipo, los muchachos se entregaron con buena actitud y mucha disposición. Nunca se dieron por muertos, no perdieron ningún balón, lo que demuestra que esa es la actitud que nos caracteriza”, manifestó Otoniel.

¿Este partido fue distinto al de ida?
“Es correcto. En casa nos amarramos, nos vimos desajustados en varias facetas del juego. No es cierto que estábamos flojos físicamente. Ahora que vieron a otro Estelí, ¿qué van a decir? En la primera parte tuvimos el control del juego porque tuvimos la posesión del balón, en la segunda entramos a manejar el partido con el resultado a favor, marcando estrictamente a los jugadores que nos pudieran hacer daño. Nos dio resultado porque fuimos disciplinados tácticamente en la cancha”.

¿Te beneficia esta cancha?
“Jugar de local es un arma de doble filo, levantás el ánimo o te caés, porque sos presa de los nervios, porque es difícil jugar perfecto ante tu afición. Algunos creen que este equipo es inferior a los otros equipos que hemos ganado el título. La situación es que hemos tenido muchos problemas durante la temporada, pero hemos tenido dos partidos electrizantes que nos han llevado al triunfo, porque remontar contra VCP y ganar hoy es para festejar y dar gracias a Dios”.

Hay un adagio que dice que la cuña para que apriete debe ser del mismo palo, y con el gol de penal conseguido a los 16 minutos, el jinotepino Franklin López abrió el camino al título de los estelianos.

“Lo festejé de esa forma porque me saqué toda la bronca que había en mí, porque Diriangén me despidió y doy gracias a Dios y a Estelí por haberme dado la oportunidad de trabajar para ellos, debido a que ésta es mi segunda campaña con Real Estelí. Cuando se produjo la falta, ya sabía que lo iba a tirar, lo bueno fue que sirvió para abrir el camino a la gloria”, comentó el volante jinotepino.

Samuel Wilson, el chinandegano que se ha convertido en un especialista en anotar en finales, hizo un buen gol para el 2-0, y además, tiene el récord de haber anotado el gol más rápido en una final. Lo hizo a los 51 segundos a Real Madriz en la final del Apertura 2006 en el Independencia.

“Éstos son momentos especiales que se deben aprovechar; esto que siento no lo puedo describir con palabras, pero en el fondo estoy muy feliz. Hoy tuvimos mejor actitud que ellos, a eso se debió este resultado; lo de hoy fue calidad con un poco de suerte, porque nos levantamos de un marcador adverso contra VCP y hoy fuimos superiores a ellos”, comentó Wilson.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus