•  |
  •  |
  • END

TOKIO / AFP
Boca Juniors se clasificó para la final del Mundial de Clubes, al derrotar con dificultades, este miércoles en Tokio, al Etoile du Sahel tunecino por 1-0, gracias a un gol de Neri Cardozo, en un partido que el equipo argentino jugó con un hombre menos desde el 65.

El equipo sudamericano pasó demasiados apuros para derrotar al campeón africano y convirtió, en el minuto 37, una de las pocas ocasiones de que dispuso, en una gran jugada de Rodrigo Palacio, que concluyó Cardozo.

El cuadro argentino jugó los últimos 25 minutos en inferioridad numérica por expulsión del colombiano Fabián Vargas, que recibió su segunda tarjeta amarilla por una entrada sobre Mahdi Bendhiffallah.

Boca Juniors jugará el domingo la final del Mundial de Clubes contra el vencedor de la segunda semifinal, que disputarán hoy en Yokohama el AC Milán italiano y el Urawa Red Diamonds japonés.

Miguel Angel Russo, el técnico de Boca Juniors, que puede dejar el equipo tras el Mundial de Clubes, restó importancia a los apuros pasados y destacó el hecho de llegar a la final, añadiendo, de forma sorpresiva, que le gustaría jugarla contra el campeón europeo.

"Vamos a jugar la final, lo que es importante. Y ojalá que sea contra el AC Milán", dijo el técnico.

"Boca pudo haber definido el partido mucho antes. Después, la expulsión nos complicó. Igual, el equipo sacó todo el temple y lo que significa Boca para este tipo de competencias", afirmó.

A Boca Juniors le costó romper la tela de araña construida por la nutrida defensa tunecina.

Pero el equipo argentino, que no había creado peligro hasta el gol, aprovechó la primera oportunidad que tuvo, a ocho minutos del final del primer tiempo, cuando Cardozo recibió un centro de Palacio y lanzó un disparo alto y cruzado, que entró en la portería.

La jugada había nacido con una buena combinación de Martín Palermo, que habilitó a su izquierda, al primer toque y de espaldas, para Palacio.

Pero los tunecinos pudieron haber empatado antes del descanso con un disparo de Amine Chermiti en el minuto 43, que el portero Mauricio Caranta despejó con apuros.

"Sufrimos con algunas desconcentraciones y en las jugadas aéreas, pero creo que en líneas generales merecimos la victoria. Sin duda hay cosas que corregir, sobre todo el ritmo futbolístico. Por momentos estuvimos muy acelerados, aunque en otros encontramos la pausa justa", señaló Russo.

Antes y después de la expulsión de Vargas, el equipo tunecino se mostró peligroso, pero Boca pudo sentenciar en el minuto 76 con un cabezazo de Martín Palermo, que se marchó rozando el poste.

Además, el árbitro no sancionó un penal favorable a Boca Juniors por un derribo en el área del uruguayo Álvaro González, en el minuto 80.