Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Lausana, Suiza / EFE
El Comité Olímpico Internacional (COI) decidió ayer desposeer formalmente a la atleta estadounidense Marion Jones de las cinco medallas --tres de oro y dos de bronce-- logradas en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y prohibir su participación en los próximos Juegos de Pekín 2008.

El presidente del COI, Jacques Rogge, anunció esta decisión al término de los tres días de reunión del Comité Ejecutivo en Lausana y adelantó que la atleta, que hace dos meses reconoció haberse dopado antes de Sydney, puede ser excluida a perpetuidad de competir en Juegos Olímpicos.

El COI también acordó descalificar a Jones del quinto puesto logrado en la final de salto de longitud de los Juegos de Atenas 2004.

"Jones ha sido descalificada y sus resultados eliminados", destacó Rogge en una conferencia de prensa celebrada en Lausana al término de la reunión del Comité Ejecutivo.

Asimismo, ha sido declarada "inelegible" para los Juegos Olímpicos de Pekín, agregó.

No obstante, el máximo órgano de la organización internacional ha pospuesto la decisión sobre el destino de las medallas que ganó la atleta estadounidense.

El COI prefiere obtener más información sobre el caso Balco, en el que está implicada Jones, para saber con exactitud si afecta a más corredores.