•  |
  •  |
  • END

Colaboración
El cierre de 2008 se nos llevó a grandes valores del béisbol nacional, Francisco “El Americano” Fletes, el activista de Puerto Cabezas, Carlos González, y el pasado 25, falleció en el barrio San Felipe de Nandaime, producto de una trombosis cerebral, Alejandro “El Orejón” López, quien recién había cumplido 82 años.

Inicia su carrera beisbolera en los años 40 con el equipo Santa Ana, bajo la dirección de Pedro “Periquín” Vanegas, a quien los granadinos le decían “El Sabio del béisbol”.

Posteriormente, a mediados de los 50, otro sultaneco, el legendario campo corto Emilio “Chacoteo” Álvarez, lo lleva al equipo Flor de Caña, del Ingenio San Antonio, donde “El Orejón” López mostró su temple y calidad como lanzador de primera línea. Según Guillermo Uriarte “El Káiser”, “en sus mejores días era un amo de la velocidad”.

En 1956 con la llegada del béisbol profesional, el equipo cañero participa en su único campeonato bajo la dirección de Francisco “El Zurdo” Dávila y contratan al “Orejón” por C$ 800 mensuales, integrando el cuerpo de lanzadores junto a Hernaldo Vargas, Francisco Urbina, Secundino Bonilla, Antonio Altamirano, Francisco Ríos, Pablo Suazo y los cubanos José Piloto y Ernesto Morrilas, entre otros. “El Káiser” reseña las siguientes cifras en su debut profesional. Su efectividad en 114 2/3 de innings fue de 4.01 y fue campeón en juegos lanzados con 39.

En 1957 juega con San Fernando, contratado por Roberto Ortiz “El Gigante de Camagüey”. Repite como campeón en juegos lanzados con 37, y miembro del All Star Team por ser el mejor relevista de la campaña, la cual le dejó un recuerdo inolvidable, ya que le tocó lanzar el día de su boda (19-05-57), derrotando a Silvio Castellanos, del León (recién fallecido a inicios de este mes). En esa ocasión Cornelio Hueck, de Masaya, le obsequió C$10 por cada out que sacaba y como lanzó todo el juego se ganó C$270, recibiendo un tremendo regalo de bodas.

1957-58. Tercera edición profesional, primera con formato invernal. Desaparece el San Fernando y se produce la fusión Granada, Masaya y Carazo (GMC). Alejandro pasa a su róster, y resulta campeón en juegos relevados con 20. En este período participó en los juegos de estrellas entre nacionales y extranjeros.

En el cuarto y quinto campeonato (58-59 y 59-60) lo contratan los Metropolitanos. En 59-60 se recuerda su relevo de “oro” en las últimas tres entradas derrotando a los Tigres del Cinco Estrellas dirigidos por Johnny Pesky, permitiéndole a León convertirse en primer tri campeón del béisbol profesional.

Se suspende la Liga en la temporada del 60, regresando la combinada Nicaragua-Panamá (61-62). “El Orejón” pasa al Cinco Estrellas con el que concluye su destacada carrera profesional, ya que en (62-63) jugando con León, su brazo ya no respondió más.

En el plano amateur no participó en selecciones nacionales por ser suspendidas las series mundiales durante siete años (54-60).

Sus honras fúnebres se realizaron el pasado 27 en el cementerio de su pueblo natal, nuestras condolencias a sus familiares. Que descanse en Paz.