•  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni
En el calendario del deporte pinolero este 2009 puede ser “El año del Chocolate”. Uno cierra los ojos, se abraza fuertemente a las ilusiones, trata de ver imágenes de un futuro imaginario y se encuentra con Román “Chocolatito” González brillando en el centro de un baile de diamantes, listo para saltar hacia lo grandioso.

Esa es, al momento de arrancar 2009, nuestra mayor expectativa. Ver a “Chocolatito” pidiéndole inspiraciones a su fulgurante zurda, realizando esas combinaciones de golpes que parecen ser trazadas por un arquitecto como Calatrava, yendo a fondo con ese vértigo ofensivo capaz de mover el cuadrilátero hacia otro sitio, creciendo lo suficiente para responder a la calificación de mejor 105 libras del planeta, y estableciéndose como la figura cumbre de nuestro boxeo.

Un par de defensas y podría saltar a las 108 libras. Puede ser también el año del lanza-llamas Vicente Padilla. Sigo pensando que es un potencial ganador de 20 juegos, y que bien preparado físicamente y estimulado por estar atravesando el último año de su gran contrato de casi 34 millones, debe superar los 15 triunfos. Los Rangers, que perdieron a Gerald Laird, Kameron Loe y Ramón Vásquez, con Milton Bradley en la agencia libre, no han comenzado a moverse con agresividad en busca de fortalecerse, pero tienen un buen soporte ofensivo y sólida defensa. Padilla, quien ganó 15 en 2006 y 14 en 2008, parece estar lo necesariamente fuerte para arremeter en busca de un gran año.

Después de construir una victoria rotunda sobre el japonés Teruo Misawa, hay que seguir las huellas de Juan Palacios, otro púgil nica impactante en las 105 libras. ¡Cómo se superó en su primera defensa! No podemos perderlo de vista ni un instante.

¿Resurgirá Mayorga? En febrero, frente al brioso y potente mejicano Alfredo Angulo, el siempre impredecible Mayorga intentará volver a sorprendernos regresando a un primer plano en medio de la escasez imperante. Como casi siempre, no es favorito, pero su fiereza sigue siendo respetada.

¿Y Devern Hansack? Nadie sabe qué piensan hacer con él en la organización de Boston. Hasta hoy el tiempo ha estado pasando a la orilla de buenas ejecutorias del derecho nicaragüense, pero los Medias Rojas han estado viendo hacia otro lado. Confiamos en que un rendimiento convincente durante el entrenamiento obligue a Boston, necesitado de fortalecer su bullpen, a considerarlo. Mientras tanto, nosotros estamos desesperados y molestos.

Ojo con la valentía y capacidad de agresión de William González, vencido en diciembre por el terriblemente complicado Joseph Agbeko. Bien programado, puede conseguir avances. No descartemos en el actual paralelogramo de fuerzas y posibilidades que presenta el deteriorado boxeo mundial, a José “Quiebra Jícara” Alfaro, obligado a mejorar técnicamente; y estemos pendientes de las proyecciones de los peloteros Aristides Sevilla y Everth Cabrera con los Padres, así como de Juan Carlos Ramírez en las categorías menores de los Marineros.

Así que, esas son nuestras 10 grandes expectativas al momento de despegar 2009, posible “Año del Chocolate”.