•  |
  •  |
  • END

Si el pasado día de Navidad, el ala-pívot Pau Gasol fue el verdugo para los Celtics de Boston en el duelo contra Los Ángeles Lakers, la conexión española se les ha cruzado en el camino para dejarlos con su tercera derrota en cuatro partidos, en esta ocasión contra los Trail Blazers de Sergio Rodríguez y Rudy Fernández, por 91-86.

La actuación de los jugadores españoles fue clave en los últimos instantes del encuentro. Primero, Rodríguez, a 17 segundos para concluir el partido anotó dos lanzamientos desde la línea de personal que dieron al equipo de Pórtland una ventaja parcial de 89-86 y, apenas siete más tarde, Fernández, después de capturar un rebote defensivo, anotó también otros dos tiros libres para sentenciar el marcador final.

Los Trail Blazers, con la baja de su estrella Brandon Roy por lesión, y Rudy Fernández de titular por primera vez en los 32 partidos que ha disputado en lo que va de temporada por lesión de Roy, consiguieron una gran victoria ante los campeones de liga, aunque el peso de su debut pesó demasiado sobre el ala-pívot español. Los Boston, por su parte, han sumado en su gira por la costa Oeste con más derrotas que las dos que tuvieron en los dos meses anteriores de competición y que ha puesto fin a una racha triunfal de 19 victorias consecutivas.

Fernández jugó 32 minutos para anotar ocho puntos (2 de 7 tiros de campo, 1 de 5 triples y 3-5 desde la línea de personal), capturó cuatro rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón. Aunque el novato español sigue sin tener su mejor toque de muñeca en el juego de ataque, al final supo cumplir con la responsabilidad de anotar los puntos definitivos para ganar a los Celtics.

Rodríguez, de su lado, sólo jugó nueve minutos, pero una vez más se convirtió en el jugador que siempre aporta algo al equipo, en esta ocasión forzó a Tony Allen a que le hiciese personal para conseguir los dos puntos que le abrían el camino del triunfo a los Trail Blazers en el último minuto, con lo que empatan en el primer lugar de la División Noroeste con los Nuggets de Denver, que tuvieron jornada de descanso.

El alero Paul Pierce, con 28 puntos, fue el mejor de los Celtics mientras su estrella, Kevin Garnett, aportó 17 puntos con ocho rebotes. El escolta Ray Allen no estuvo a la altura de su condición de Big Three y se quedó con sólo 12 puntos después de fallar 9 de 11 tiros de campo, poca puntería que hundió hasta el 40,3% el porcentaje de acierto en los tiros de campo mientras desde la línea de triples anotaron 3 de 14 intentos. En el bando contrario, los Trail Blazers anotaron un 45,2% de dos y otro 40% de triples.

Ahí estuvo una de las claves de la derrota de los Celtics y en el pobre trabajo que hicieron bajo los aros, donde los hombres altos de los Trail Blazers encabezados por Oden los dominaron con 44 rebotes por sólo 29 de los campeones de liga. El pívot Kendrick Perkins, que se quedó con sólo siete puntos y seis rebotes, perdió por completo el duelo individual con Oden y el reserva Joel Przybilla, que aportó seis capturas de balón bajo los aros.