•  |
  •  |
  • END

Julio César Chávez Jr. dijo que sería un sueño cumplido enfrentarse al ex campeón mundial Oscar De La Hoya, quien en dos ocasiones fue verdugo de Julio César Chávez padre, en 1996 y 1998.

Se ha comentado que la empresa Top Rank se acercó a De La Hoya para plantear un eventual combate ante Julio César Chávez hijo.

Desde el popular gimnasio “Mr. Nocaut’’, donde el Junior se recupera de una operación en la mano y se prepara para una posible pelea en marzo ante con el inglés Mathew Hatton, hermano del campeón mundial superligero Ricky Hatton, Julio César habló de la posibilidad de hacer la que hasta la fecha sería la pelea más importante de su carrera.

“Yo estaría muy contento con esa pelea, en el lugar que sea y el día que sea’’, afirmó el hijo de Chávez.

Chávez Jr., 14 años menor que De La Hoya, sabe que el nombre del “Golden Boy’’ sigue siendo importante en el mundo del boxeo.

“No importa lo que pase, el nombre de De La Hoya siempre tiene mucho peso. Es verdad que ahora está un poco devaluado porque nadie creía que el filipino Manny Pacquiao podía vencerlo’’, dijo.

“Yo pienso que Oscar no está acabado, simplemente ante Pacquiao le afectó pelear en 147 libras porque tenía nueve años que no peleaba en ese peso y ya no podía ser lo mismo’’, añadió.

Chávez Jr. hizo hincapié en que a De La Hoya aún le quedan algunos rounds en su carrera y desea compartirlos con él arriba del ring.

“Él no está en su mejor momento, pero no está acabado como pareció estar ante Pacquiao. A Oscar le tocó usar de escalón a mi papá, porque realmente lo que De La Hoya hizo en aquel momento fue ganarle a Julio César Chávez en el final de su carrera y usar su nombre para construir todo lo que tiene ahora”, afirmó.

“Creo que sería hasta justo que me diera la oportunidad a mí de pelear ante él, que es un gran nombre en el boxeo”, concluyó.

En Hiroshima, el tailandés Densaosan Kaowichit se proclamó campeón de peso mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA) al derrotar al japonés Takefumi Sakata por nocaut.

Kaowichit, aspirante al cinturón, superó al japonés por un golpe de derecha, que envió a su rival al suelo del ring en el segundo asalto, tras dos minutos y 55 segundos.

“Era mi tercer intento en busca de alcanzar un título mundial y finalmente me proclamé campeón del mundo. Me gustaría dar las gracias al pueblo tailandés por todo su apoyo. Voy a llevar este cinturón de campeón a mi país como un regalo para todos mis compatriotas’’, declaró tras la pelea el vencedor. Para Sakata era su quinta defensa del título tras lograrlo en marzo de 2007 ante el venezolano Lorenzo Parra. En su palmarés cuenta ahora con 33 victorias, quince de ellas por nocaut, cinco derrotas y dos nulos.