•  |
  •  |
  • END

Con un juicio por mentir a un gran jurado y obstrucción de la justicia programado para marzo, Barry Bonds se sometió a una operación de la cadera para tratar de seguir jugando en las Grandes Ligas, reportó el jueves el periódico San Francisco Chronicle.

De acuerdo al rotativo, Bonds acudió al quirófano con la idea de reasumir su carrera, detenida desde que jugó su último partido con los Gigantes el 26 de septiembre del 2007, el año en que estableció el récord de jonrones de las ligas mayores, con 762.

Bonds dijo recientemente que no está retirado y quiere volver a jugar. Ni el agente de Bonds, Jeff Borris, o el doctor Arthur King, quien realizó la operación, respondieron preguntas de los medios de comunicación.

Bonds, de 44 años, jugó 15 años con los Gigantes antes de no recibir ninguna oferta para la temporada del 2008. En diciembre, la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas dijo que tenía evidencias de que los clubes actuaron en concierto contra el pelotero, pero acordaron con el comisionado Bud Selig para dilatar el sometimiento de una querella formal al respecto.

Bonds se declaró inocente de 14 cargos, que posteriormente se redujeron a 10, de hacer falso testimonio a un gran jurado y de un cargo de obstrucción de la justicia para el juicio que deberá comenzar el 2 de marzo en una corte de San Francisco.

La intención de Bonds fue cortada por la falta de interés de los Gerentes Generales en el 2008 y será difícil que eso mejore después de haberse sometido a una intervención quirúrgica en este 2009.