•  |
  •  |
  • END

El japonés Yusuke Kobori no pudo defender exitosamente el título ligero de la AMB en su primer intento ante el retador oficial Paulus Moses, quien por decisión unánime se llevó la corona a Namibia tras la pelea efectuada ayer en Yokohama, Japón.

Kobori jamás resolvió la distancia que propuso el africano y consciente del combate que ofreció, el nipón aceptó la decisión de los jueces Derek Milham, quien lo vio caer 119-109, en tanto Roberto Ramírez y Pinit Prayadsab fallaron 115-113 a favor de Moses.

“Ha sido simplemente más fuerte que yo. Cuando llegó la decisión, sabía que estaba derrotado. No me permitió pelear a una distancia favorable.

Ha estudiado mi boxeo realmente bien y no pude ganar”, reconoció el japonés, hasta ese entonces campeón mundial después de haberle arrebatado el título al nica José “Quiebra Jícara” Alfaro. Yusuke venció a Alfaro por nocaut técnico en mayo de 2008, precisamente cuando el nica estaba haciendo su primera defensa a la corona de las 135 libras de la AMB que ganó en diciembre de 2007 ante Prawet Singwancha.

El ex campeón mundial se vio limitado por la velocidad de manos del namibio y por momentos fue desnudado por el boxeo más depurado de su rival.

Para Yusuke fue muy difícil conectar sus mejores golpes ante un blanco para nada fijo, mientras era sometido por continuas combinaciones que lo dejaban con la guardia descubierta, convertido en presa fácil.

El ahora nuevo campeón mundial, mantuvo su condición de invicto y mejoró a 24 el número de victorias, de ellas diecisiete por nocaut.

Kobori sufrió su tercer revés por veintitrés triunfos -doce antes del final- y un combate nulo.

En tanto, Moses dijo sentirse “muy feliz” por el triunfo y “orgulloso” de iniciar el año conquistando el cinturón de los ligeros, versión AMB.

En la misma velada, el japonés Toshiaki Nishioka conservó su cinturón de campeón de supergallos del Consejo Mundial de Boxeo CMB al derrotar al mexicano Genaro García por nocaut en 57 segundos del décimo segundo asalto.

Nishioka, primer japonés en conquistar el título WBC de esta categoría, cuenta en su palmarés con 33 victorias, de ellas veinte antes del final, cuatro derrotas y tres nulos.

Por su parte, el mexicano García, de 31 años y séptimo en la clasificación WBC, registró su séptima derrota, por 37 triunfos (21 antes del final).

“Quería realmente lograr una victoria por KO porque muchos fans vinieron a ver mi pelea aunque era en el inicio del nuevo año”, dijo Nishioka, de 32 años, con su hija Kohime en los brazos.

“Probablemente fue un combate frustrante para los espectadores, pero estoy feliz por haber podido ganar por KO al final.

Voy a mejorar mi boxeo y brindarles peleas más apasionantes”, añadió.