Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni

¿Qué diría el Inspector Maigret, ese astuto investigador dueño de un excepcional sexto sentido, creado por la imaginación de Georges Simenon, viendo a los Rangers jugar un extraño ajedrez en las negociaciones previas a la temporada de 2009?
Seguramente saldría en busca de un siquiatra. ¿Cómo entender a los de Texas que necesitando pitcheo en carácter de urgencia, exponen a sus dos mejores brazos, Vicente Padilla y Kevin Millwood, como material de cambio? ¡Diablos!, John Daniel debe estar bromeando o necesita un chequeo.

Para fabricar más desconcierto intentando enloquecer a Maigret, el artículo firmado por T. R. Sullivan en el portal de las Ligas Mayores correspondiente al equipo de Texas, se titula: Los Rangers continúan buscando pitcheo. ¿Cómo es eso? “Buscando” mientras ofreces a tus dos pistolas confiables. Por favor, algo así como un ciego soñando que está ciego, tal lo grafica José Saramago en uno de sus ensayos.

Padilla, un potencial aspirante a ganar 20 que atravesará por su último año de contrato, y Millwood, un pitcher de experiencia y recursos largamente bien valorado en contraste con algunas cifras, deberían estar en la “Caja fuerte” de los Rangers mientras salen en busca de más pitcheo. Ahí tienen a los Yanquis con Sabathia, Burnett y Ming Wang, persiguiendo al veterano zurdo Andy Pettite y a alguien más. ¿Estarán locos?
El poder y la productividad de Adam Dunn y Manny Ramírez son tentaciones para cualquier equipo, incluso Texas, que en 2008 impresionó registrando un mes ganador pese al tenebroso promedio de 6.73 mostrado por su staff. Pero, no nos descarrilemos viajando a bordo del tren de las calamidades, diría Maigret, lo esencial sigue siendo el pitcheo.

Se observa interés en Ben Sheets, el derecho agente libre salido de los Cerveceros de Milwaukee, con un máximo de 13 triunfos -precisamente en 2008- a lo largo de ocho temporadas. Sheets fue convertido en “sospechoso” después de haber sufrido problemas en el codo del brazo de lanzar.

Sin embargo, está bien Sheets como agregado de Padilla y Milwood, no tomando el lugar de uno de ellos. Cuando Nolan Ryan menciona la posibilidad de soltar a Hank Blalock en busca de pitcheo, va directamente a lo lógico, no al disparate. No es necesario ser Ryan o Maigret, para establecer un correcto orden de prioridades en los Rangers: hay que buscar pitcheo por aire, mar y tierra.

Un abridor y un relevista, preferentemente zurdos, serían utilísimos. En Texas están tratando de recuperar a Eddie Guardado, hombre del bullpen que llegó a salvar 45 y 41 juegos con los Gemelos y 36 con Seattle, y tienen en pantalla con limitadas expectativas, a Randy Wolf, quien no llega a 100 triunfos en 10 temporadas.

Pero, soltar a Padilla o Millwood en medio de la escasez imperante es simplemente una locura.